(Reuters América Latina) Los precios del oro subían levemente debido a que el dólar se mantenía cerca de un mínimo de seis meses que tocó en la víspera de Año Nuevo en medio de apuestas a que el desempeño económico de Estados Unidos superior al del resto del mundo podría estar llegando a su fin.

El oro al contado subía un 0,28% a 1.521,46 dólares la onza a las 0945 GMT, luego de tocar su nivel más alto desde el 25 de septiembre a 1.525,20 dólares el martes. El lingote terminó 2019 con su mayor alza anual desde 2010. Los futuros del oro en Estados Unidos ganaban un 0,03% a 1.523,50 dólares.

“La debilidad del dólar es la principal razón, también los volúmenes son bajos, así que los precios del oro están apuntalados”, dijo Hareesh V, jefe de investigación de materias primas en Geojit Financial Services.
El dólar comenzó el nuevo año presionado, debido a que los inversores apostaban a que el desempeño económico de Estados Unidos mejor que el del resto del mundo podría estar llegando a su final porque el optimismo sobre el comercio mejora el panorama para el crecimiento a nivel global.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a una cesta de seis monedas, cayó un 1,9% el mes pasado luego de tocar su cota más baja desde julio. Un dólar más débil vuelve al oro más económico para los tenedores de otras divisas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que la fase uno del acuerdo comercial con China se firmaría el 15 de enero en la Casa Blanca, aunque los inversores aún esperan detalles sobre el acuerdo.

Las acciones asiáticas subieron gracias a las medidas de estímulo en China y las noticias de que las dos mayores económicas del mundo firmarían pronto un acuerdo comercial, lo que limitaba el avance del lingote.

Entre otros metales preciosos, la plata ganaba un 0,4% a 17,91 dólares la onza, mientras que el platino subía un 1,7% a 980,91 dólares y el paladio avanzaba un 0,6% a 1.954,05 dólares la onza.