En el marco de Impacta Minería, concurso nacional de validación tecnológica a nivel industrial, se llevó a cabo en Corfo la entrega del reconocimiento a los inventores Fernando Concha y Samuel Vergara, por su innovación para la gran minería del cobre.

La nueva tecnología se compone de un sistema de control con instrumentos de medición en los espesadores de relaves mineros, logrando aumentar su capacidad de producción, bajar costos y mejorar la recuperación de agua para una minería más sustentable.

“Estuvimos muy sorprendidos. Cuando postulamos siempre pensamos en quedar entre los diez primeros para visibilizar el proyecto. Hubo mucha alegría cuando ganamos y ahora mucho entusiasmo por lo que se viene”, expuso Fernando Concha, ingeniero químico con doctorado en metalurgia y gerente general de Cettem.

El proyecto ganador postuló hace ya varios años a fondos Fondecyt, luego Fondeff y más tarde a Corfo-Innova. Ahora con el premio del Centro Nacional de Pilotaje (CNP), iniciativa apoyada por Corfo, la tecnología ha llegado a la etapa final, que es el escalamiento industrial para poder llegar al mercado.

Fernando Hentzschel, director de Desarrollo Tecnológico de Corfo, da cuenta que la  institución lleva adelante una apuesta relevante, al generar estas plataformas tecnológicas que buscan acelerar los procesos de innovación que requiere el país. “Una de ellas es la de minería, una industria bastante conservadora, de grandes dimensiones y por eso su evolución es también más lenta. De ahí que plataformas como el CNP y estos concursos tecnológicos, vienen a agilizar los procesos de innovación con estándares de sustentabilidad que requiere la minería para ser más competitiva, lo que es fundamental para la industria que es el motor de Chile”, precisa Hentzschel.

Tecnología hecha en Concepción

En el proceso convencional, los espesadores de relaves reciben distintos tipos de mineral y su capacidad de reacción va de entre una a dos horas, lo que provoca una variación muy grande en su funcionamiento. La innovación ganadora, desarrollada por Cettem, consiste en un sistema de control integrado para espesadores mineros, con instrumentos Sedirack, Unitube y Columntest, que puede detectar cada 10 a 15  minutos el estado del interior de los espesadores y eso permite obtener información clave  para realizar las correcciones que requiere el proceso.

Esta innovación fue realizada en Concepción por un equipo de ingenieros eléctricos, metalúrgicos y matemáticos, liderados por Fernando Concha, ingeniero eléctrico con doctorado en metalurgia. El proceso tiene más de 10 años de investigación.

La primera versión del concurso nacional Impacta Minería tuvo 54 postulaciones del ecosistema de innovación. El CNP pretende abrir todos los años el concurso para apoyar más directamente al ecosistema y generar una base de emprendedores tecnológicos.

“Estamos muy contentos por haber culminado el proceso de evaluación del concurso, haber recibido medio centenar de iniciativas y haber conformado un Comité de Evaluación, con competencias validadas tanto por la industria, la academia, al interior del CNP, como por los distintos organismos que articulan la investigación, el desarrollo y la innovación en Chile”, puntualizó Leandro Voisin, director ejecutivo del CNP.

La empresa ganadora  se hizo acreedora a la cobertura de 50 millones de pesos para el diseño, preparación y ejecución del pilotaje industrial de su innovación, con acceso a sitios de prueba reales en faenas mineras.

“Lo que viene ahora es preparar la validación industrial y ejecutarla con éxito. Vamos a desarrollar un pilotaje que sea reproducible y representativo a los ojos de la industria, y de esta forma contribuir en el escalamiento de esta tecnología para que  llegue al mercado. Estamos comprometidos con contribuir al desarrollo de proveedores con base tecnológica”, explicó Álvaro Videla, director ejecutivo alterno del CNP por la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El Centro Nacional de Pilotaje es impulsado por la Universidad de Chile, la Universidad Federico Santa María, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Antofagasta y Minnovex, asociación de proveedores mineros. Además, el concurso es apoyado por la Corporación Alta Ley y el Programa Expande Minería.