El director ejecutivo del Centro Nacional de Pilotaje (CNP), Leandro Voisin, y el gerente general de la Corporación Chilena de Investigación del Agua (Cetaqua), Edson Landeros, firmaron un memorandum que busca favorecer espacios mutuos de trabajo, dirigidos a impulsar el desarrollo científico y tecnológico de la minería.

“Con esta alianza queremos establecer una sólida y exclusiva relación institucional, con la intención de generar y promover soluciones con un fuerte componente medioambiental y que signifiquen un impacto positivo en el proceso de transformación que la industria minera nacional requiere”, explica el director ejecutivo del CNP.

El centro está integrado por cuatro universidades chilenas de reconocido prestigio y experiencia en el ámbito minero: Universidad de Chile; UFSM, PUC y Universidad de Antofagasta; además de Minnovex, asociación de proveedores de innovación para la minería. Su principal gestión es dar servicios de pilotajes tecnológicos a la industria, con altos estándares de calidad.

En tanto, Cetaqua Chile, es un organismo de investigación fundado por Suez Medioambiente Chile, Aguas Andinas, UFSM y Consejo Superior de Investigaciones de España, cuyo quehacer principal es promover, realizar y difundir la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en la gestión integral del ciclo del agua y el medio ambiente.

De acuerdo con Landeros, gerente general de Cetaqua Chile, este convenio va de la mano con su modelo de colaboración con el ecosistema de desarrollo tecnológico e innovación. “Nuestro principal objetivo es crear vínculos virtuosos que generen valor y que permitan co-crear soluciones aplicadas, que aporten valor a la industria y al medioambiente, para lograr una sociedad más sostenible”, explica.

Este memorando de entendimiento, también firmado por Juan Cariamo, presidente del Directorio del CNP, y Joaquim Martí, presidente del Directorio de Cetaqua Chile, da paso a un acuerdo que -entre otras acciones- identificará actividades de interés mutuo en áreas pertinentes de conocimiento y competencia de ambos centros, para contribuir al desarrollo de la minería.

Habrá un especial énfasis en la gestión sustentable de los recursos hídricos, el desarrollo e implementación de tecnologías y procesos de tratamiento de aguas, aplicando estrategias de economía circular, y el desarrollo de soluciones para el sector, que permitan un uso eficiente de recursos y la valorización de residuos.

Ambos centros señalaron estar muy entusiasmados con el trabajo colaborativo que se inicia, ya que permitirá sinergias y conexión a una red más amplia del ecosistema de innovación, la investigación, la academia y la industria minera.