(El Mercurio de Antofagasta) El rol de las grandes empresas en la superación de la crisis que atraviesa el país es una de las materias más comentadas incluso en el sector.

Ayer, tras una reunión extraordinaria de los representantes de las principales ramas empresariales en la sede de la Confederación de la Produccción y el Comercio (CPC), el presidente de la entidad, Alfonso Swett, insistió en el compromiso que debe haber desde el gran empresariado para contribuir a reducir la inequidad y el descontento social: “Tenemos que agrandar nuestros corazones con generosidad, agrandar nuestras manos y meterlas al bolsillo y que duela”.

Siga leyendo esta nota en: [http://www.mercurioantofagasta.cl/impresa/2019/10/30/full/cuerpo-principal/10/]