La Asociación de Proveedores Industriales de la Minería, Aprimin, emitió un declaración pública a raíz de la crisis social que se vive. En ella señala que el país entero ha tomado conciencia de las necesidades que los ciudadanos con toda justicia exigen, para resolver sus problemas más urgentes, como salud, pensiones, educación, precios de los medicamentos, entre otros.

“En estos días, hemos observado formas legítimas de demandas, que han despertado el apoyo transversal de la gente, de las instituciones, del Gobierno, de los políticos y de las organizaciones de trabajadores y de las empresas; así como también actos violentos, que han perjudicado seriamente las actividades normales del país, la seguridad ciudadana, han provocado miedo en la población y, contrariamente a lo que proclaman defender, dificultando seriamente el acceso de los sectores más vulnerables a los centros médicos y a los lugares de trabajo que les dan sustento a sus familias”,  subraya la entidad.

Por ello, hacen un llamado a reconocer que las medidas para resolver los problemas sociales están progresivamente en camino de ser aplicadas por el Gobierno y el Congreso Nacional, y que desde las autoridades se observa una clara y decidida voluntad de diálogo con los actores sociales. “El importante cambio de ocho ministros de Estado con vocación de entendimiento así lo demuestra, los que estarán a cargo de una Agenda Social, que es lo que en definitiva importa”, afirma.

“La destrucción y la violencia, solo lograrán impedir que los beneficios sociales demandados sean una realidad. Restablecer el orden público está en primer lugar”, enfatiza Aprimin en su comunicado.

Añaden que para convertirlos en realidad y recuperar la normalidad del país es además necesario que los hospitales; el Metro de Santiago; el transporte en general; los servicios públicos; y las empresas, que son las que generan trabajo, impuestos e impactos positivos en toda la sociedad, vuelvan a operar normalmente; ello resulta indispensable para llevar adelante la Agenda Social.

“Así, los duros momentos que hemos vivido en estos días, se pueden convertir en una oportunidad para construir un país más estable y mejor para todos”, concluye la asociación.