Corfo adjudicó en Iquique el Centro Tecnológico de Economía Circular para la Macrozona Norte a un consorcio conformado por 11 entidades, más otras 21 instituciones asociadas que participarán del proyecto.

Para la creación de este centro, el primero de economía circular en Sudamérica, se pondrán a disposición US$21,5 millones en 10 años, de los cuales US$10 millones corresponden al acuerdo suscrito entre Corfo y Albemarle, y el resto es aportado por el Gobierno Regional, sector privado, universidades y centros, entre otros.

El objetivo del centro será avanzar en desarrollo y escalamiento comercial de empresas y potenciales nuevos emprendimientos tecnológicos, orientados a la generación de nuevos modelos de negocios y producción industrial bajo los conceptos de Economía Circular. Se busca potenciar áreas relacionadas a la energía solar, sales y baterías de litio y almacenamiento de energía, minería metálica y no metálica.

[VEA TAMBIÉN: Hacia una producción más sostenible del litio, clave para la electromovilidad]

El consorcio está conformado por el Centro de Innovación para la Economía Circular de Iquique, Universidad Arturo Prat, Universidad Antofagasta, Universidad de Atacama, Universidad Católica del Norte, Universidad de Chile, Universidad de Santiago, Universidad de Tarapacá, Pontificia Universidad Católica, HUB Apta y Know HUB, quienes deberán constituir una persona jurídica sin fines de lucro para poder recibir los aportes.