x

Marimaca completa perforaciones de su Fase II

El proyecto minero de óxidos de cobre continúa avanzando en la Región de Antofagasta. Según los últimos resultados de la empresa, el yacimiento contiene al menos cinco zonas con alta ley, de las cuales tres están cercanas a la superficie. 

La junior canadiense Coro Mining -que recientemente adquirió el 100% del terreno de su proyecto Marimaca- llegó a 91.210 metros con perforaciones ejecutadas. Las operaciones en las diferentes zonas del yacimiento comprenden 385 agujeros, de los cuales 346 son de circulación inversa (RC) y 39 agujeros de perforación diamantina (DDH), lo que pone término a la segunda etapa de exploración del proyecto, informó la compañía.

De acuerdo con la empresa, el término de la Fase II confirmó con éxito la extensión de la mineralización hacia el norte y ahora mide aproximadamente 700 metros por 1.400 metros, y tiene un espesor de 100 a 300 metros. El depósito contiene al menos cinco zonas con alta ley, de las cuales tres están cercanas a la superficie.

El vicepresidente de Exploración de Coro Mining, Sergio Rivera enfatizó que “el programa de exploración de la Fase II ha superado nuestras expectativas. En vista de los resultados alentadores a medida que avanzaba el programa,  duplicamos los metros perforados. Los pozos adicionales han mejorado nuestro conocimiento, especialmente el descubrimiento de múltiples nuevas zonas de alta ley.”

Con todo lo anterior, Coro Mining espera lanzar un informe con los resultados durante octubre. Una vez que exista una identificación total de los recursos, la compañía minera iniciará estudios de evaluación económica preliminar -PEA por sus siglas en inglés-, estimando que el proceso esté listo en el primer cuatrimestre de 2020.

Detalles Fase II

El programa de perforación Marimaca Fase II que contempló US$ 10,6 millones comenzó en el cuarto trimestre de 2018 y fue diseñado para determinar la extensión del yacimiento a través de las zonas Atómica, Atahualpa y Tarso, adyacentes a la zona principal Marimaca 1-23.

La Atómica tuvo 16.150 metros perforados en 70 agujeros RC y 2.203 metros perforados en nueve DDH para un total de 18.353 metros.

La exploración en La Atómica ha confirmado la continuación hacia el oeste de la mineralización del Marimaca original 1-23  y también las estructuras de tipo alimentador orientadas de norte a sur, que se extienden hacia el norte hasta Atahualpa, con un área mineralizada en La Atómica más grande de lo previsto.

Por su parte, la exploración en Atahualpa-Tarso tuvo 36.366 metros perforados en 138 agujeros RC y 2.715 metros perforados con 14 agujeros DDH,  sumando un total de 39.081 metros.De acuerdo con la junior, la perforación en Atahualpa ha identificad nuevas zonas de alto grado, así como la mineralización de sulfuro primario en profundidad.

La campaña también confirmó la extensión de la mineralización desde Atahualpa hacia el noreste hacia el área de Tarso.

Lea también:[Análisis de la semana MCH: Proyecto Marimaca]

Inicio Fase III

Desde Coro Mining indican que la campaña real para la Fase II superó los 52.000 metros, además de otros 5.000 metros de perforación diamantina, necesarios para delinear y expandir las zonas mineralizadas. El volumen de nueva información generada dará como resultado un modelo geológico mucho más robusto, según consideran en la empresa.

Coro prepara una actualización de recursos minerales y comenzar a diseñar un PEA, a la par de ello, estará completando un programa de perforación de exploración RC de Fase III de 7.200 metros para probar los objetivos cercanos de Sorpresa, Sierra, Olimpo y Cedro.

 

 

Comentarios

Conectate con