(Pulso) El refugio por excelencia. El oro sube sigue subiendo y se encumbra a su nivel más alto en casi siete meses, en medio de otra jornada adversa para los principales mercados del mundo.

De acuerdo a los registros de Bloomberg, el metal precioso se está cotizando en US$ 1.284 la onza, esto es un alza de 0,14% respecto al lunes y su cota más alta desde el 14 de junio pasado.

Sin embargo, más temprano tocó un máximo de US$ 1.288,83.

El metal precioso se encamina así hacia su quinta alza consecutiva.

Reuters reporta que los futuros del oro en Estados Unidos subían un 0,6% a US$ 1.289,40 la onza.

El alza del metal precioso coincide con otra nefasta jornada para los mercados del mundo, que siguen cayendo a medida que persisten las malas perspectivas para la economía mundial, las cuales se acentuaron hoy con unos decepcionantes datos de las manufacturas chinas.

“La gente espera además un dólar más bajo en 2019”, dijo Craig Erlam, analista de OANDA, agregando que los precios del lingote podrían verse apoyados también por un cambio en el panorama de las tasas de la Reserva Federal, informa Reuters.

La plata caía un 0,21% a US$ 15,41 por onza tras subir más temprano a US$ 15,52, máximo desde el 3 de agosto. El paladio declinaba un 0,55% a 1.256,99 la onza y el platino perdía un 0,25% a US$ 789,50 por onza.