Juan Carlos Guajardo es un buen conocedor de la evolución que tenido Asia Copper Week, evento que reunió en Shanghai a los principales actores de la industria del cobre mundial. El analista y actual director ejecutivo de Plusmining dirigía Cesco cuando se inició esta experiencia, hace siete años.

En su mirada, esta versión tuvo ciertas particularidades, marcadas por el impacto de la llamada Guerra Comercial entre China y Estados Unidos.

“El principal efecto es la incertidumbre –señala–. La exposición del crecimiento de la economía china al comercio internacional es cada vez menor, siendo el consumo interno el gran aspecto a observar. Por tanto, es el impacto acerca del futuro en las decisiones de los ciudadanos chinos, por ejemplo, en materia habitacional, lo que estaría marcando el devenir de los próximos meses”.

Respecto de temas centrales para la industria, como el precio del cobre, el especialista asevera que “las apuestas son de mantención en los actuales niveles para el próximo año”.

Y en cuanto a los futuros drivers, como la electromovilidad, Guajardo evalúa que “es un tema muy importante, aunque ha pasado a un segundo plano respecto de la situación del conflicto Estados Unidos-China. En todo caso, en ese tema específico el debate gira en torno a los avances en materia de almacenamiento de energía en baterías”.