x

Enap y Codelco deben invertir 96% de monto que exige plan para descontaminar Quintero

AES Gener, en cambio, necesitaría destinar solo US$ 2,3 millones. La estatal petrolera pedirá que medidas “sean proporcionales a las emisiones que cada fuente genera”.

(El Mercurio) La Empresa Nacional del Petróleo (Enap) es la industria del cordón productivo local que debe realizar el mayor esfuerzo económico para cumplir las metas establecidas en el anteproyecto de Plan de Descontaminación Atmosférica para Concón, Quintero y Puchuncaví. Así lo establece el Análisis General de Impacto Económico y Social (Agies) elaborado por el departamento de Economía Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente.

El documento, que fue subido al expediente electrónico de tramitación del plan, establece que el costo total para aplicar las medidas que contempla llega a los US$ 74,1 millones, destinados a alcanzar las metas propuestas al año 2030. Según el mismo análisis, la aplicación estricta del plan permitiría a la zona salir del estado de latencia para la norma anual de material particulado fino (MP 2.5) hacia 2022.

Según el inventario de emisiones elaborado por la autoridad, Enap, Codelco y AES Gener concentran en conjunto el 75% de las emisiones de material particulado, el 99% de las emisiones de dióxido de azufre (SO {-2} ) y el 82% de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) en la bahía de Quintero. Por ello, los mayores esfuerzos descontaminadores recaen en estas empresas.

El Agies estima que la Enap deberá invertir US$ 41 millones para reducir en 64% sus emisiones al año 2030. En ese mismo lapso, Codelco debe invertir US$ 30 millones para disminuir en 9,5% sus aportes de MP 2.5. Por ello, entre ambos deben invertir el 96% del costo del plan (US$ 71,1 millones).

AES Gener, que con 8.577 toneladas al año lidera el aporte de NOx y con 10.301 ton/año secunda a Codelco en SO {-2} {-,} debe invertir solo US$ 2,3 millones hacia 2030, según el Agies.

La Enap señaló por escrito que realizará observaciones en el marco de la participación ciudadana que se inició ayer “para que las medidas establecidas sean proporcionales a las emisiones que cada fuente genera”. A su juicio, es “indispensable que las medidas que se establezcan en el plan consideren el catastro efectivo de todas las fuentes fijas y móviles de la zona. Si no, lo que está en riesgo es que a pesar de que se ejecuten todas las acciones, el plan no tenga el impacto esperado en la calidad del aire” .

La empresa estatal advirtió que “las operaciones actuales de la refinería y las inversiones que se proyectan podrán verse restringidas debido al plan y es por eso que es muy importante que las medidas que impulse Enap guarden relación con mitigar el impacto que efectivamente genera”.

En tanto, el Ministerio del Medio Ambiente desestimó ayer que haya una desproporción en las metas exigidas a las tres empresas que aportan más contaminantes a la zona. Ello, porque se debe considerar que AES Gener “ha realizado inversiones previas para cumplir con la norma de termoeléctricas (DS13/2011) cercanas a US$ 200 millones. Fundición Ventanas de Codelco también las ha hecho, cercanas a US$ 160 millones, para cumplir con la norma de fundiciones de cobre (DS 28/2013). El anteproyecto establece metas de reducción de emisiones en base a las emisiones permitidas, por lo cual empresas que han realizado un sobrecumplimiento de las normas de emisión vigentes, deben realizar un esfuerzo comparativamente menor”.

En todo caso, el ministerio precisó que la consulta pública, que dura hasta el 14 de diciembre, permite a las empresas aportar información para precisar los costos a través de observaciones en el expediente electrónico.

El Instituto Noruego de Investigación del Aire (NILU), en virtud de un convenio con el Ministerio del Medio Ambiente, realizará un estudio de componentes que aún no han sido detectados en la zona de Quintero, Concón y Puchuncaví.

El análisis tomará 200 “muestras de aire” mediante un centenar de contenedores. El pasado fin de semana, el equipo de expertos europeos recorrió el área para buscar los mejores puntos para instalarlos. No puede ser cualquier lugar, porque depende de las corrientes de viento, dijo el doctor en química y consultor Rodrigo Romero, quien es el nexo entre ambas instituciones.

“Vamos a buscar los momentos propicios”, añadió, en alusión a las horas de menor brisa.

Además, habrá entrega de jeringas en las escuelas de Sargento Aldea, Santa Filomena y La Greda, para que quien perciba un olor desagradable le tome una muestra en el momento mismo que se produce y no horas después, cuando la emanación ya cesó.

Las muestras serán llevadas a Noruega, donde el equipo dedicará tres semanas a la interpretación y análisis de datos, lo que se hará en el mismo laboratorio y cuyos resultados estarán listos a fines de enero.

“El poder contar con la tecnología necesaria para medir con certeza absoluta y transparencia lo que está presente en la zona, en las concentraciones exactas de cualquier compuesto que esté presente, nos permitiría actuar de manera inmediata, cosa que en las emergencias que tuvimos en agosto y septiembre no se pudo realizar”, dijo la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt. Tras identificar esos componentes, la autoridad dará a conocer las medidas.

Comentarios

Conectate con