Según una reciente investigación encargada por la International Copper Association (ICA), la demanda de cobre sería una de las grandes beneficiadas de la tendencia global hacia motores más eficientes. El estudio, realizado por MetalsPlus, arrojó que la demanda de cobre vinculada a los motores podría crecer a 2,73 millones de toneladas por año para 2022.

Paul Dewison, director general de MetalsPlus y autor de la investigación, explicó que el impulso hacia una economía baja en carbono está generando cambios en el diseño de los motores. “Los motores son, con mucho, el mayor consumidor de electricidad, utilizando el 38% de la producción total. Aumentar la eficiencia de los motores significa un menor consumo de energía. A su vez, un menor consumo de energía significa una menor demanda de combustibles fósiles para generar electricidad. Dado que el cobre es un material crítico para aumentar la eficiencia del motor, la demanda en este sector crecerá significativamente”, afirmó.

A medida que los motores más eficientes se conviertan en una obligación, la demanda por cobre aumentará, dicen los expertos. Esto es particularmente evidente en China y otros países de Asia, donde la legislación de eficiencia del motor IE3 está ahora firmemente en la agenda. En 2012 China comenzó sus planes para implementar la norma IE3, y en 2017 India materializó su primera regulación al respecto: un mínimo de IE2 para motores industriales.

De acuerdo con Colin Bennett, gerente global de Análisis de Mercado de ICA., la investigación ratifica el papel central del cobre en la transición energética. “Desde la industria pesada y los motores de servicios hasta las aplicaciones más pequeñas como el sector automotriz y el de electrodomésticos, el aumento de la eficiencia facilitado por el cobre será un componente fundamental de la transición hacia una economía baja en carbono”, sostuvo.

Factores

El cobre ya existe en grandes cantidades en la industria de motores: en 2017 la demanda llegó a 2,13 millones de toneladas. Con el 28% de participación en el mercado del cobre, la mayor proporción de material se encuentra en los motores industriales, seguidos por los electrodomésticos (19%).Asimismo, la capacidad del cobre para reducir la pérdida de energía en los motores, hará que la demanda crezca en el futuro inmediato, indica el estudio, situación que se fortalecerá con la creciente adopción de vehículos eléctricos.