x

Jean-Paul Luksic abogó por una nueva forma de relacionamiento con las comunidades

El presidente del directorio de Antofagasta plc dijo, en un seminario en el norte, que ahora las empresas deben buscar también el desarrollo del territorio en que operan.

El desafío que hoy enfrentan las empresas es pasar de una competencia por el territorio a una convivencia, lo que exige integrar distintas vocaciones y visiones de desarrollo, el cual no debe ser sólo económico, sino que considerar la dimensión social y medioambiental.

Así lo planteó el presidente del directorio de Antofagasta plc, Jean-Paul Luksic, en su presentación en el marco del seminario “Mediación de Conflictos Socio Ambientales y Acceso a la Justicia”, organizado por el Primer Tribunal Ambiental y la Universidad Alberto Hurtado de Antofagasta.

El ejecutivo destacó que, a partir de los aprendizajes obtenidos durante su historia como empresa minera, hoy cumplir con la normativa legal es un “desde”, precisando que la brecha que actualmente existe entre lo normativo y lo que es percibido como legítimo desde la óptica ciudadana es un desafío central, que debe ser abordado por todos.

[Vea también: Conferencia de Metal Bulletin: Presentan panorama de importantes proyectos en Chile]

 

Esa comprensión, sostuvo, es lo que ha llevado al grupo minero a desarrollar un nuevo proceso de relacionamiento con las comunidades. “Debemos conectarnos y conversar con todos los vecinos y sus necesidades, generar alianzas y acuerdos colaborativos, transparentar nuestros procesos, dar cuenta de nuestro actuar frente a una sociedad cada vez más informada y empoderada”, subrayó.

En tal sentido, dijo que si los esfuerzos por llegar a acuerdos amplios y legítimos no son vinculantes o carecen de validez, “los conflictos  judiciales van a aumentar, al igual que los quiebres en las propias comunidades, como ya ha ocurrido, afectando su tejido social y poniendo en jaque las opciones de desarrollo del país”.

Comentarios

Conectate con