x

Los pro y los contra de potenciar el negocio de fundición y refinería

Expertos del sector abordaron este lunes la relevancia de esta actividad para el país. Plantearon que bien manejado y en la escala adecuada, este rubro es atractivo para inversionistas no mineros.

Visiones encontradas, y con sólidos argumentos por las distintas partes, genera la discusión en torno al futuro de las fundiciones en Chile y si es necesario invertir en potenciar esta capacidad. Así se pudo constatar en el seminario Desafíos de la Minería, Valor Agregado y Procesamiento de Concentrados, realizado este lunes en la sede de Santiago del Congreso Nacional.

[Lea también: Foro de Voces Mineras abordó factores críticos para modernizar la industria de fundición]

Y es que mientras para un sector de los expertos y ejecutivos este negocio no es rentable económicamente para las compañías mineras, situación que no se prevé que cambie dada  la mayor capacidad de fundición de cobre que se aprecia en el mundo para los próximos años; otros actores abogan por la importancia estratégica de mantener y potenciar este nicho en el país, por el creciente peso dominante de China y el posible impacto de mayores regulaciones para el transporte de concentrados, entre otros factores.

Visión de los expertos

En este contexto, José Robles, vicepresidente de Productividad y Costos de Codelco, el principal actor en este ámbito en el país, dejó en claro que hoy cualquier alternativa que elija la estatal para el manejo de su producción -ya sea con fundiciones, venta como concentrados o nuevas tecnologías- tiene que ser “altamente competitiva”.

Asimismo, dijo que en el escenario global actualmente se aprecia suficiente capacidad de tratamiento de concentrados, “y dada la utilización actual y proyectada, el riesgo de mayores cargos de tratamiento es medio a bajo”.

Por el contrario, Iván Valenzuela, director de Cesco, defendió el carácter estratégico de esta industria y la importancia de tomar algunas decisiones con visión de política país, y no sólo de rentabilidad económica.

Agregó que “el negocio de la refinación, bien manejado y en la escala adecuada, es atractivo para inversionistas no mineros, especialmente en Chile por sus ventajas de localización”. E incluso, planteó la conveniencia de un crédito tributario para el  fomento del negocio de fundición y refinería.

Una mirada opuesta manifestó Joaquín Villarino, presidente del Consejo Minero, quien reiteró que el mercado ya cuenta con capacidad suficiente, al tiempo que desestimó los temores sobre las acciones que pueda tomar China al ser actor dominante, indicando que ya lo es, pues compra casi el 50% del cobre mundial.

Por ello, sostuvo que si se busca agregar valor a la industria minera existen otras opciones que pueden rendir mayores beneficios al país, como apoyar el desarrollo de proveedores.

Finalmente Sergio Hernández, vicepresidente de Cochilco, hizo notar que hay más de una definición de “valor agregado”, y que la centrada en la rentabilidad económica es sólo una de ellas.

Asimismo, indicó que si hay fundiciones en el primer cuartil de precios, no se puede afirmar que sea un mal negocio. Agregó que muchos de los problemas que enfrentan este tipo de instalaciones obedecen a que no han sido bien administradas ni se ha invertido en ellas en forma adecuada, reiterando lo manifestado por otros expositores, en orden a que quizá no es un buen negocio para las compañías mineras, pero sí para terceros.

Comentarios

Conectate con