(Diario Financiero) Las exportaciones están ayudando al carro de la recuperación económica y, de hecho, cerraron el primer trimestre con el mejor registro en casi siete años, medidas por montos, y los mejores en casi cinco al considerar los volúmenes de los envíos.

Y en esta dinámica, tres regiones mostraron la cara más amable: Tarapacá, Antofagasta y Magallanes.

Este trío, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), lideró el crecimiento de los envíos, confirmando en especial un mejor pasar de la minería. Por lejos, el mayor salto lo registró Tarapacá, que entre enero y marzo acumuló exportaciones por US$ 898,1 millones, un 71,2% más que en relación al mismo lapso del año previo. Este resultado contrasta con la baja de 14% que anotaba la región que lidera Iquique hace un año, cuando los envíos sumaban US$ 524,7 millones.

Según el detalle, la minería lideró los avances en la zona, al crecer 16,2% en doce meses, hasta los US$259,6 millones, principalmente gracias al mayor precio del cobre. El sector representó además el 94,5% de las ventas al extranjero. Sin embargo, fue el sector industrial el que lideró la expansión en montos, al incrementarse un 82,5% hasta los US$12,2 millones, gracias al impulso de los alimentos.

En Antofagasta, el alza de 40,2% hasta US$ 6.320,6 milones, marcó una aceleración frente al mismo período de 2017, cuando los envíos crecían 9% hasta los US$ 4.508,5 millones.

Para la región que más envíos genera, la minería representa el 95,3% del total, y anotó un incremento de 41,3% gracias al positivo desempeño del cobre y el hierro. De hecho, este subsector representa por sí solo al 86,1% de las exportaciones totales de la zona, y sólo en marzo crecieron un 40%.

¿Qué pasó en el extremo sur?

Pero el avance del comercio exterior no sólo se vinculó con la minería en el primer cuarto del año.

Los envíos desde Magallanes mejoraron a una tasa de 50,8%, lo que no es menor considerando que hace un año lo habían hecho a un ritmo de 63,2% al llegar a US$ 142 milones.

En el presente ejercicio, en los US$ 221,7 millones destacaron los alimentos, cuyas ventas al exterior lideraron con un avance de 39,5%, representando al 59,1% del total. El cuadro lo completó la refinación de petróleo y productos derivados, con un 12,8%, y el resto de la industria, con el 24,3% de participación.