x

El software predictor que inyecta eficiencia a la tronadura y fragmentación

El JKBlast Model es una herramienta con el potencial de mejorar significativamente la productividad, generando millones de dólares en beneficios para las compañías mineras, aseguran sus creadores. Ha sido validado en minas de carbón y oro de Australia y Estados Unidos.

En tiempos en que la minería exige máxima productividad a sus operaciones, las compañías necesitan incrementar la eficiencia en los distintos procesos de la cadena de producción, implementando sistemas y metodologías que permitan mejorar su eficacia; lo cual debe partir por las fases iniciales, como es el proceso de perforación y tronadura del mineral.

En respuesta a este requerimiento, que se hace cada vez más evidente ante las disminuciones en la ley del mineral, investigadores del Centro de investigación JKMRC (Julius Kruttschnitt Mineral Research Centre) de la Universidad de Queensland, en Australia, junto con personal de JKTech, la compañía de transferencia de tecnología a la industria minera perteneciente a esa institución académica, desarrollaron la solución JKBlast Model, un software predictor cuyo objetivo es incrementar la productividad de las operaciones mineras por medio de mejoras en el control del mineral en base al valor de la roca fragmentada, lo cual no sólo incorpora la ley del mineral, sino también elementos como la dureza, fragmentación y recuperación.

El doctor Sarma Kanchibotla es uno de los creadores de esta plataforma. Investigador y académico de la Universidad de Queensland, específicamente en el Centro de Investigación JKMRC, es una eminencia en esta materia. De hecho, en la década de 1990 desarrolló un modelo de fragmentación de tronaduras (Crush Zone), que hoy es un referente a nivel mundial, y fue uno de los pioneros en el desarrollo de la metodología Mine to Mill, que se ha convertido en una práctica rutinaria en la mayoría de las operaciones mineras.

“El mundo de la minería está empezando a darse cuenta de que no sólo la ley (del mineral) es importante, sino el valor de la roca. Y con este software podemos mejorar la productividad, eficiencia y seguridad de las operaciones”, explica el Dr. Kanchibotla.

El JKBlast Model, a diferencia de otros modelos de tronadura que sólo tienen la capacidad de simular un pozo, tiene la capacidad no sólo de simular todos los pozos de una tronadura al mismo tiempo, sino también la interacción entre ellos.  Esto permite predecir la fragmentación obtenida, al igual que identificar con precisión el movimiento resultante de esa tronadura, por medio de la incorporación del diseño de la malla, tipo y cantidad de explosivo, y secuencia de salida.  El JKBlast Model, adicionalmente, separa la tronadura en bloques discretos, con un tamaño mínimo de 0.5 m x 0.5 m, lo que permite asignar información como los atributos geológicos y metalúrgicos a cada bloque.

Ventajas comparativas

“Normalmente el control que hacen las empresas mineras es en base a la ley del mineral y, en este caso, el objetivo del software es el control del mineral en base al valor, asignándole un valor a las rocas que se están tronando, considerando no sólo la ley, sino además la dureza, la fragmentación y la recuperación”, explica Sebastián Tello, manager  de JKTech South America.

Asimismo, la utilización del JKBlast Model proporciona mayor seguridad: “Una vez que realizan una tronadura, los geólogos van a terreno, y con esta herramienta se reduce la exposición al riesgo”, puntualiza.

Además, la predicción del movimiento de la roca resultante de la tronadura permitiría a operaciones mineras reducir los denominados “ore loss” o pérdida de mineral, vale decir, el envío a botadero de mineral sobre la ley de corte; y la dilución, o envío de mineral de baja ley al proceso, lo cual implica un costo adicional en la cadena de producción, con la consiguiente pérdida de productividad.

La herramienta es fácil de utilizar. Sus creadores “importaron” los motores físicos proveniente de los videojuegos para desarrollar el modelo, lo cual permite simular las tronaduras en un PC normal en menos de dos horas, de modo que funciona como una plataforma fundamental para tomar decisiones operativas cotidianas. “El modelo no está hecho para científicos, sino para ser usado por ingenieros en tiempo real en las operaciones, empleando computadores normales”, explica el Dr. Kanchibotla.

Este modelo fue inicialmente validado en la minería del carbón en Australia, donde poder predecir el desplazamiento de la pila tronada es muy importante para la productividad; y en un yacimiento de oro de Barrick, en Estados Unidos, donde el enfoque fue maximizar la fragmentación y minimizar la dilución y pérdida de mineral. Actualmente están en conversaciones para que sea empleado en una faena de cobre en Estados Unidos y en vistas de utilizarse, también, en yacimientos chilenos.

El modelo puede integrarse a JKSimMet, un software diseñado para análisis y simulación de circuitos de conminución y clasificación para el procesamiento de minerales, utilizado en muchas operaciones mineras en Chile y el mundo. A futuro, podría retroalimentarse con la data de perforadoras y palas, para así seguir optimizando los indicadores de productividad y seguridad operacional, gracias al uso de las herramientas apropiadas.

Comentarios

Conectate con