x

Líder de sindicato de Escondida ve buenas perspectivas de acuerdo

“Hicimos un cambio de chip. Si nosotros seguíamos en la línea de los enfrentamientos creo que no íbamos a llegar a un acuerdo”, dijo el representante de los trabajadores.

(Diario Financiero) A los alcistas del cobre, golpeados por las tensiones comerciales, les están llegando ahora malas noticias desde Chile, donde el sindicato de Escondida de BHP Billiton ha dado la mayor indicación hasta el momento de que la enorme mina podría evitar una huelga este año.

Representantes sindicalistas y delegados de la compañía han iniciado las primeras conversaciones sobre un nuevo convenio colectivo después de que las dos partes no lograran llegar a un acuerdo el año pasado, pese a una huelga que duró 44 días. Las negociaciones de esta semana indican que ambas partes están dispuestas a llegar a un acuerdo, según el presidente de Sindicato No. 1, Patricio Tapia.

“Hicimos un cambio de chip”, dijo Tapia en una entrevista desde Antofagasta. “Si nosotros seguíamos en la línea de los enfrentamientos creo que no íbamos a llegar a un acuerdo”.

Si bien Tapia continúa responsabilizando a la compañía por el impasse del año pasado, su tono conciliador podría alentar a las minas que representan alrededor de las tres cuartas partes de la producción chilena que están negociando contratos este año. En algunas operaciones, las conversaciones tendrán lugar por primera vez desde que los precios del cobre se recuperaron de una dolorosa desaceleración.

Escondida es la mayor mina de cobre del mundo y las tensas negociaciones del año pasado y la huelga prolongada impulsaron el alza de los precios. El metal ha caído más de 7% este año en medio de los temores de una guerra comercial entre las superpotencias económicas de China y Estados Unidos.

“El año pasado nunca hubo una negociación, fue una imposición de la compañía en la que nos quitaban beneficios y querían que trabajáramos más por la misma plata”, dijo Tapia. “Ahora estamos negociando”.

El sindicato presentó su propuesta y espera escuchar la respuesta de la compañía, dijo Tapia, quien no quiso revelar demandas específicas. No obstante, Tapia señaló que los trabajadores considerarían “bueno” un aumento generalizado de entre 5% y 8% en salarios, beneficios y bonos. Un incremento por debajo de esta cifra sería “malo”, mientras que arriba sería “muy bueno”, señaló.

Salimos fortalecidos

El sindicato espera que la negociación dure al menos tres semanas. La compañía está dispuesta a llegar a un acuerdo, dijo un responsable de BHP por teléfono.

Cualquier intento de reducir los beneficios actuales o de imponer diferentes derechos a los trabajadores antiguos y nuevos, puntos clave de conflicto en la última negociación, hará que el sindicato abandone la mesa, dijo.

Los trabajadores de Escondida dicen que son los mineros más productivos de Chile y que la compañía está tratando de hacer más con menos después de que alrededor del 3% de la fuerza laboral se viera afectada por un plan de “racionalización” en octubre.

El objetivo de producción de la compañía para el año hasta junio es de 1,26 millones de toneladas métricas, frente a aproximadamente 1 millón de toneladas el año anterior, dijo Tapia. En enero, la compañía pronosticó entre 1,13 millones y 1,23 millones de toneladas para el año fiscal.

El único sindicato que representa a los operadores y al personal de mantenimiento de la mina se siente fortalecido después de que un intento de un grupo de trabajadores de establecer un segundo sindicato a principios de este año no lograse reunir suficiente apoyo. Los que están detrás de la iniciativa dijeron que querían separarse de la estrategia de confrontación del sindicato.

“Salimos de eso mucho, mucho más fortalecidos”, dijo Tapia. “Tenemos el respaldo de nuestra base y se sienten totalmente empoderados después de que nos mantuviéramos firmes”.

Comentarios

Conectate con