x

Cascadas piden que SQM llame a junta para modificar estatutos y asegurar control político

El peligro estaría en que nuevos inversionistas podrían votar por más del 37,5% de las acciones serie A, lo que les permitiría elegir a la mayoría del directorio.

(El Mercurio) Julio Ponce Lerou es el nombre histórico ligado al control o cocontrol de la minera no metálica SQM, y en estos días ha estado moviendo sus fichas para no perder esta calidad.

En enero, SQM cerró una de las disputas más grandes por las que ha atravesado la compañía en el último tiempo, que amenazaba con terminar su vínculo contractual con Corfo por su principal fuente de recursos, el Salar de Atacama. Para resolver el arbitraje, Corfo propuso como una de las medidas mejorar el gobierno corporativo de la compañía, y esto incluyó sacar a Ponce del control de la firma.

Pero el empresario ha seguido activo, para no perder más terreno en la minera y alistarse ante una arremetida de potenciales nuevos inversionistas, dado que hay cuatro firmas chinas y una angloaustraliana que buscarían ganar el control tras comprarles a los canadienses de PCS su 32% de la empresa, proceso que está en desarrollo.

Por lo anterior, ayer Pampa Calichera y Potasios, ambas sociedades cascadas ligadas a Ponce a través de las cuales ejerce propiedad en SQM, pidió al directorio de la minera que cite a una junta extraordinaria para modificar algunos puntos específicos de los estatutos de la compañía.

Ponce propone un artículo transitorio, que durará hasta 2030 (mismo plazo que las obligaciones y limitaciones que le impuso Corfo a SQM a cambio de que el empresario se aleje del control de la compañía), que plantea que en el evento de que alguien quisiera baipasear los estatutos, específicamente votar más del 37,5% de la serie A, el Grupo Pampa (cascadas) tenga la capacidad de reacción para poder anular esa jugada. La idea es que esto sea disuasorio, y que las cascadas tengan la posibilidad de empatar siempre.

Hoy, los estatutos establecen que nadie podrá votar por más del 37,5% de las acciones de una serie (la serie A es la que elige a seis de los siete directores). El Grupo Pampa tiene más del 50% de las acciones de la serie A, y PCS el 44% de la misma, pero ambos votan por el 37,5% cada uno.

¿Cómo podría darse que accionistas voten por más de este porcentaje? Que más de un inversionista adquiera el 44% de la Serie A de PCS, y que luego actúen de forma conjunta para tener el control.

Para cambiar este punto, se requiere la aprobación del 50% más uno de los accionistas. Grupo Pampa vota por el 23% -no cuenta el 7% de Potasios, porque es un exceso del 37,5% de la serie A-. Conocedores indican que con la venia de PCS bastaría para que esto se apruebe, y estiman que así será. Sin embargo, hay quienes especulan que si los canadienses aprobaran esto, podría quitar el interés de ciertos interesados en comprar su paquete en la compañía. Otros apuntan a que esto no golpearía el atractivo de las acciones de PCS, porque siempre han manifestado que están enajenando un paquete no controlador de SQM.

Aún no hay fecha para la junta extraordinaria, pero distintas fuentes de la compañía creen que lo más probable es que esta se celebre el mismo día de la junta ordinaria: el 27 de abril.

Comentarios

Conectate con