Servicio ambiental recomienda aprobar obra minera de los Luksic de US$1.100 millones

Ahora corresponde que la comisión de evaluación de Coquimbo se pronuncie sobre la iniciativa. Esa misma instancia rechazó el año pasado el proyecto Dominga, pese a contar con el apoyo técnico.

(El Mercurio) Un espaldarazo del organismo técnico que analiza ambientalmente diversos proyectos recibió la iniciativa minera Infraestructura Complementaria de la faena Los Pelambres, el mayor activo de Antofagasta Minerals, brazo minero del grupo Luksic. Para esto se estima una inversión de US$ 1.100 millones, la más relevante que la firma podría realizar en el corto plazo en Chile.

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Coquimbo recomendó aprobar el proyecto que tiene como objetivo recuperar la capacidad de procesamiento (210 mil toneladas diarias) que ha ido perdiendo la operación por la dureza del material, a través de la instalación de una nueva línea de molienda. Asimismo, contempla la construcción de una desaladora para enfrentar años de sequía en la zona.

De acuerdo al informe emitido por el organismo, la iniciativa de Los Pelambres cumple con la normativa ambiental aplicable, añadiendo que la firma “subsanó los errores, omisiones e inexactitudes durante el proceso de evaluación”. Añadió que las medidas de mitigación, reparación y compensación se hacen cargo de los efectos que producirá la instalación.

Pese a este apoyo técnico, el proyecto deberá ser votado por la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Coquimbo, instancia integrada por el intendente y los seremis.

Si bien en la industria se asumía que la recomendación de aprobar por parte del servicio era un paso casi seguro para recibir la aprobación regional, ahora existe más incertidumbre. De hecho, fue la propia CEA de Coquimbo que rechazó el proyecto minero-portuario Dominga, pese a contar con un informe favorable de la instancia técnica.

Se espera que durante este mes se cite a reunión de la comisión para analizar y votar la iniciativa.

Iniciativa prioritaria

Para Antofagasta Minerals (AMSA), Infraestructura Complementaria no es una iniciativa más, sino que su realización permitiría asegurar el suministro de agua para Pelambres, su faena más importante, y recuperar la producción de cobre desde el yacimiento emplazado en la IV Región.

Y así lo hizo saber la compañía a fines de enero, cuando dio a conocer el informe de producción y costos de 2017. El presidente ejecutivo de Antofagasta plc -matriz de AMSA-, Iván Arriagada, comentó en dicha oportunidad que la “prioridad para el 2018 es lograr los permisos para iniciar la construcción del proyecto Infraestructura Complementaria (INCO) en Los Pelambres, mientras continuamos mejorando la seguridad, confiabilidad y rentabilidad de nuestras operaciones”.

En ese momento el ejecutivo añadió que si se inician obras del proyecto, el grupo espera una inversión total de US$ 1.000 millones durante 2018.

Eso sí, en caso de obtener el visto bueno de la autoridad regional para llevar adelante la iniciativa, las obras no comenzarían de inmediato, ya que tiene que ser aprobada por el directorio de la compañía.

Comentarios

Conectate con