(Diario Financiero) A menos de cuatro años de haber tomado el control del negocio minero en Chile de la gigante brasileña Vale, la familia Vecchiola, propietaria de uno de los mayores conglomerados de servicios para la minería del país, vendió el 70% de la Minera Tres Valles, en una operación que se cerrará el próximo lunes.

El comprador es Sprott Resource Holding, filial del fondo de inversión canadiense Sprott, que financia y opera proyectos de energía, minería y agricultura, que pagará casi US$ 40 millones por esta operación que considera las minas Papamono (subterránea) y Don Gabriel (rajo abierto), ubicadas en Salamanca.

A ellas se suma una planta de refinación del metal con capacidad para tratar 5.400 toneladas diarias de mineral, con posibilidad para subir a siete mil toneladas. El costo de caja de la minera al primer semestre fue de US$ 2,24 por libra.

Según informó la norteamericana, la transacción involucra un pago en efectivo de US$ 33,5 millones y US$ 6,4 millones en acciones de la firma compradora, lo que dejará a la chilena con cerca del 8% de Sprott Resource Holding.

Minera Tres Valles inició sus operaciones en 2010, contemplando una capacidad anual de producción de 18.500 toneladas de cátodos de cobre, y en 2013 la familia Vecchiola pagó US$ 25 millones por el 100% de la empresa, en la que la brasileña Vale, que en ese momento había desplegado un plan de desinversión de activos no estratégicos, había invertido más de US$ 242 millones entre 2005 y 2013.

Conocedores del proceso comentaron que para la firma nacional esta operación no estaba resultando todo lo atractiva que esperaban, razón por la que en primera instancia habían decidido desprenderse del 100% de la propiedad, aunque luego optaron por salir a buscar a un socio que fuese operador minero y asumiera el control de las faenas.

Entre las características del activo que la canadiense destacó están las oportunidades de exploración de nuevos recursos que ofrece y la buena relación que mantienen con las comunidades aledañas, a partir de distintas instancias de apoyo, las que incluyen a pequeños mineros.

El CEO de Sprott Resource Holding, Steve Yuzpe, explicó que “después de evaluar más de 70 oportunidades de inversión, concluimos que Minera Tres Valles ofreció el mayor potencial para crear valor inmediato para nuestros accionistas” y añadió que esta compra se da en un escenario en el que también están desprendiéndose de inversiones no estratégicas para cerrar nuevos negocios.