BCI ajusta al alza precio del cobre y lo ve en US$3 la libra en 2018

Mayor nivel le daría ingresos adicionales por US$150 millones al Fisco y ayudaría a reducir en 0,5 puntos el déficit estructural.

(Diario Financiero) El alza que ha mostrado el precio del cobre este año, que se acerca a US$2,90 la libra, ha inyectado un renovado optimismo al sector minero, que ha ajustado al alza su cartera de proyectos de inversión en los próximos 10 años.

En esta línea, los departamentos de estudios comienzan a incorporar en sus estimaciones el nuevo ánimo del sector. Uno de ellos es BCI Estudios, que en su más reciente Informe de Materias Primas revisó al alza su proyección del precio de largo plazo a US$3 la libra.

¿La justificación? “Fundamentalmente la falta de inversiones que lleven a aumentos significativos de la producción”, plantearon.

En esta línea, la entidad prevé que el valor del metal rojo se ubicará en US$3,03 por unidad a fines del próximo año, mientras que promediará US$2,96 en el mismo período. Así, el principal producto de exportación del país oscilará en torno a la barrera psicológica de US$3 por la mayor parte del 2018.

“El precio continúa siendo favorecido por mejores perspectivas desde China y de países desarrollados, a lo que se suma una menor oferta disponible para este y los próximos años”, señaló el banco, apuntando a una menor sobreoferta este año y un mercado deficitario en 2018.

En este escenario, prevén un leve ajuste a la baja en lo que queda del año, que llevará al metal a cerrar en US$ 2,82 la libra en diciembre.

La economista senior de BCI Estudios, Francisca Pérez, señala que el ajuste en la estimación de largo plazo dará algo de oxígeno a las cuentas fiscales, al inyectar US$150 millones a las arcas públicas, lo que ayudaría a reducir en 0,5 puntos el déficit estructural.

“Esto ayudaría al Fisco, pero de todas formas no es suficiente para realizar cambios estructurales en las políticas públicas”, recalca.

Impacto en el Producto

En materia de crecimiento, BCI estima que el PIB se expandirá un 2,5% en 2018, lo que será impulsado parcialmente por el mayor nivel esperado del metal.

“Un alza en el precio podría mejorar los niveles de confianza de las empresas y personas, que se han mantenido en niveles muy bajos. También podría ayudar a una mejora en la inversión en el sector y a una mayor producción, lo cual se comenzaría a materializar hacia finales de año”, señala.

Para el petróleo, en tanto, BCI anticipa que cerrará en US$52 por barril este año y en US$55 por unidad el próximo año. “Esto debería generar algo de presiones sobre el IPC, ya que las bencinas tenderían a aumentar, pero serían traspasos graduales”, dice Pérez.

Comentarios

Conectate con