(La Tercera) Luego de que el Banco Central adelantara en su IPoM de comienzos de mes la necesidad de profundizar el estímulo monetario este segundo trimestre, más allá del 3% en que se ubica la tasa de interés actualmente, las expectativas de los agentes, tanto económicos como financieros, se dispersaron entre quienes apuestan por un recorte en la reunión de hoy, y quienes creen que el BC esperará al menos un mes más para una nueva baja.

En este contexto, la Encuesta de Operadores Financieros (EOF) considera que el ente rector sí aplicará un recorte de 25 puntos base a la TPM en la cita de hoy, desmarcándose de lo estimado por la Encuesta de Expectativas Económicas, que el martes apostó por una mantención.

Según la EOF, además, la tasa no se mantendrá en 2,75% en los próximos seis meses, ya que prevé otra baja de 25 puntos en dicho periodo (tampoco contemplado por la EEE). Con todo, después de bajar a 2,5%, los operadores financieros afirmaron que la TPM volvería a 2,75% para abril de 2018 y luego a 3% en los próximos 24 meses.

Asimismo, el Grupo de Política Monetaria (GPM) recomendó ayer al ente emisor bajar la tasa a 2,75% en la reunión de abril, previendo menores presiones inflacionarias. Esto, en línea con una apuesta por un tipo de cambio estable, además de una actividad interna más lenta, lo que ampliaría las holguras de capacidad. “Hay espacio aún para que se justifiquen nuevas disminuciones en el futuro”, recalcaron.

Al menos en los antecedentes que maneja el BC, se reconoció que “las expectativas de mercado se encuentran divididas”, tanto por la visión de una mantención o un recorte en la decisión de hoy, como por el nivel al que llegaría la tasa en 2017.
Al panorama revelado por las encuestas, agregó que “los precios de mercado indican que llegaría a 2,5%”, reconociendo el cambio en las perspectivas de este insumo respecto a lo observado en el cierre estadístico del IPoM de marzo.