x

Sandvik Customer Finance: financiamiento flexible con la experiencia del fabricante

Cuando un contratista o una empresa de la industria minera o de la construcción se enfrenta a la necesidad de comprar maquinaria, debe responder inevitablemente la pregunta de cómo financiarlo. Contar con un proveedor de soluciones financieras que realmente entienda la operación y las necesidades de los clientes, y que sea el fabricante de los equipos puede marcar toda la diferencia.

Sandvik Customer Finance, empresa de gestión independiente que pertenece al Grupo Sandvik, consolida una oferta integral de financiamiento directo para sus clientes en todos los países en los que Sandvik está presente.

Desde su fundación a fines de 2010 en la región, Sandvik Customer Finance ha concretado negocios de financiamiento de compra de equipos y maquinaria para la minería y la construcción por unos US$300 millones.

La unidad de Sandvik Customer Finance en Chile atiende con soluciones de financiamiento a sus clientes finales en Chile y Perú, además de otorgar financiamiento al distribuidor oficial de Sandvik en Centroamérica, a través de Costa Rica.

En Chile, la oferta de financiamiento se compone principalmente de leasing financiero o arrendamiento con opción de compra con plazos de entre 12 y 48 meses. “Excepcionalmente también podemos financiar en plazos de 60 meses, dependiendo del tipo de cliente y del tipo de maquinaria a adquirir”, explica Julio Domínguez, gerente general de Sandvik Credit Chile S.A.

“También tenemos la opción de financiamiento directo. Sin embargo, esto se hace para negocios muy específicos y de corto plazo. Además, no es por lo que los clientes optan como regla general”, agrega el ejecutivo.

En el resto de los países de la región, exceptuando Brasil, Sandvik Customer Finance participa estructurando financiamientos, pero que intermedia con una división de Sandvik ubicada en Finlandia. “Hemos concretado negocios en Colombia y Argentina, y estamos evaluando algunos en países de Centroamérica”, señala Domínguez.

Ventajas

Una de las principales ventajas que destacan los clientes activos de Sandvik Customer Finance es que, al operar como una compañía financiera privada, no necesitan hacer uso de sus líneas de crédito bancarias para costear la adquisición de activos fijos y, de esa manera, las dejan disponibles para financiar capital de trabajo, en lo que los contratistas y pequeñas y medianas mineras son muy intensivos.

“Por otro lado -dice Domínguez-, conocemos a nuestros clientes y entendemos muy bien sus desafíos y necesidades cuando deben adquirir maquinaria. Nuestros servicios están muy coligados con la oferta de productos y servicios de Sandvik Mining and Rock Technology (SMRT). Por ello podemos ser flexibles en nuestra oferta”.

“Además, nuestras evaluaciones van más allá de la mera transacción financiera. Al evaluar los negocios en forma conjunta con SMRT, consideramos las variables que se generan en esa interacción comercial”, explica.

“La propuesta de valor que SMRT entrega al cliente no solamente implica la oferta de equipos y de servicios, sino que también se agrega la variable del financiamiento. Por lo tanto, es una oferta integral”, enfatiza Domínguez.

La oferta de Sandvik Customer Finance no incluye de manera directa el financiamiento de leasing operacional, que es un mecanismo al que los clientes tienden a optar cuando las condiciones de mercado están a la baja.

“La oferta de leasing operacional o arrendamiento puro es entregada por SMRT. Allí, lo que nosotros hacemos es operar de manera indirecta en las evaluaciones y estructuración inicial del financiamiento. De esa manera, Sandvik en su conjunto tiene la capacidad de responder a la necesidad del cliente con una oferta completa que incluye todas las opciones”, puntualiza Domínguez.

Sandvik Customer Finance realiza campañas con sus clientes en las que consulta a los contratistas y pequeñas y medianas compañías sus planes de inversión en maquinaria. “De esta forma, podemos trabajar en evaluaciones crediticias de manera anticipada, y las mantenemos vigentes y disponibles durante períodos de seis meses a un año. Si un cliente se enfrenta a una eventualidad y requiere financiamiento urgente, no necesita recurrir a su capital de trabajo o iniciar en ese momento un proceso de evaluación que toma tiempo, sino que tiene una línea de financiamiento ya disponible que puede usar cuando la necesite”, concluye el ejecutivo.

Comentarios

Conectate con