x

Ministro Tamayo: “Debemos mantener nuestra competitividad como un productor de bajo costo”

El ministro de Energía y Minas de Perú rescató que el futuro de la inversión minera en su país se ve positivo y que se concentrará en proyectos de tamaño medio.

Con un alusión a Alicia en el País de las Maravillas es que el ministro de Energía y Minas del Perú, Gonzalo Tamayo, se refiere al resultado de la última encuestra Fraser, que dejó a su país como uno de los más atractivos para invertir en minería, superando a Chile.

“Hay un personaje que dice que si quieres estar en el mismo lugar, tienes que correr más rápido que los demás y a algunos  les ha ido un poco peor”, dijo el secretario de Estado en conversación con Latinominería.

Autocrítico, a pesar de los avances, Tamayo indica que la encuesta los posicionó muy bien en la comparación relativa a nivel de potencial geológico, pero también reafirmó que tienen que mejorar en facilitar el acceso a los denuncios mineros (concesiones), en temas de conflictos sociales y regulación.

“En lo que tenemos que trabajar más durante este nuevo gobierno es en todo el manejo de la relación de los proyectos con las comunidades y con los del gobierno. Con las comunidades porque invertir en minería supone entrar en áreas donde el ambiente socioeconómico es complejo y, en la parte de regulaciones, porque en los últimos años se han descentralizado muchas decisiones del Gobierno en distintas agencias o nuevas agencias, entonces necesitamos organizar el trabajo conjunto”, explicó.

Retorno de la inversión, pero sin megaproyectos

En línea con las proyecciones que se han evidenciado en la Conferencia Mundial del Cobre 2017, Gonzalo Tamayo reconoció que las iniciativas en vías de desarrollarse en Perú están lejos de megaproyectos, como Las Bambas, sino proyectos en torno a las 100-150 mil toneladas.

Además de tener un menor tamaño, su ubicación permitirá que la reacción que generen en la comunidad sea más mesurada. “Muchos de ellos están situados en la costa y algunos de ellos en zonas donde hay poca población o poca actividad económica de otro tipo, entonces tienen menos dificultades”, indicó.

“El futuro de la inversión en Perú se ve positivo. En general, la inversión minera en el mundo va a estar mejor (…) se ve que hay mayor optimismo en la comunidad de inversionistas sobre cómo viene la minería. A su vez, si uno mira los principales análisis, como los hechos por CRU, hay situaciones donde los mercados tienen mayor demanda que oferta y eso va a tender a dar soporte a los precios y, por lo tanto, va a ayudar a las decisiones de inversión”, analizó.

Es esta sensación más positiva del mercado la que también puede contagiar a los sindicatos a buscar mejores condiciones en las negociaciones colectivas que vienen. La industria ya ha visto lo ocurrido en minera Escondida, en Chile, y en Cerro Verde, en Perú.

“(La negociaciones) son parte de un ciclo natural que vemos cuando en el primer trimestre vencen los convenios colectivos (…) Creo que el reto es que debemos mantener nuestra competitividad como un productor de bajo costo”, sostuvo.

Comentarios

Conectate con