x

Aplican tecnología de punta con bajo impacto ambiental en proyectos de desalinización

Soletanche Bachy y Geocean están empleando en Chile un sistema de construcción “sin zanja” (trenchless, en inglés) para emplazar cañerías de captación y descarga de agua de mar, basado en el desarrollo de micro-túneles, que evita el uso de explosivos y disminuye al máximo las excavaciones en el fondo marino.

Los proyectos de infraestructura para la minería requieren incorporar estándares cada vez más exigentes en seguridad, protección ambiental y mitigación de los impactos a las comunidades, durante sus procesos de construcción y operación.

En este contexto, Soletanche Bachy y Geocean (ambas empresas pertenecientes al grupo francés Vinci Construction) han desarrollado y están aplicando en Chile la tecnología “sin zanja” en las etapas de ingeniería y construcción de sistemas de captación y descarga de agua de mar para plantas desaladoras.

Este sistema se basa en la excavación de micro-túneles con equipos MTBM (Micro-Tunnelling Boring Machine, según su nombre original en inglés), lo cual permite el acceso a las áreas de captación de agua y descarga y difusión de salmuera, sin alterar el fondo marino en zonas protegidas del litoral y mitigando el impacto ambiental global del proyecto.

Relacionado con lo anterior, este proceso constructivo no genera alteraciones en las actividades productivas que ejercen las comunidades en el área, debido a que evita el uso de explosivos y disminuye al máximo los movimientos de material en el fondo marino.

Menos complejo y más seguro

Arnaud Chapuis, gerente general de Soletanche Bachy Chile, explica que a las ventajas antes mencionadas se suma la menor complejidad técnica y la mayor seguridad del sistema ”sin zanja”, tanto en la fase de construcción como en la operación de los proyectos.

“Los procesos tradicionales contemplan dragados o excavaciones submarinas de gran magnitud, que son trabajos complejos y costosos de realizar en zonas sometidas a fuertes oleajes. Además, en la modalidad convencional surgen costos y dificultades adicionales si hay presencia de rocas en el fondo marino, lo que es muy frecuente en el litoral chileno”, explica el ejecutivo.

Dimitri Laurent, gerente comercial de Geocean Latinoamérica, agrega que bajo estas difíciles condiciones geográficas el método “sin zanja” también ofrece una mejor protección de las cañerías frente al oleaje o a la fuerza de las corrientes marinas, así como en caso de tsunami.

Sin embargo, el ejecutivo resalta que ambas empresas también están en condiciones de desarrollar proyectos de captación y descarga utilizando metodologías convencionales, por lo que la mejor opción se debe definir en función de las características técnicas del proyecto, las restricciones ambientales y los requerimientos específicos del cliente.

Solución integral y experiencia comprobada

Soletanche Bachy en conjunto con Geocean ofrece a sus clientes el desarrollo de este tipo de proyectos bajo la modalidad de contratación “llave en mano” tipo EPC, a partir de lo cual pueden asumir integralmente las etapas de ingeniería y construcción, hasta la entrega del sistema de captación y descarga.

“Si bien la modalidad sin zanja basada en micro-túneles es de aplicación reciente en Chile, tenemos una referencia exitosa en un proyecto en el norte del país, y a nivel internacional contamos con una amplia experiencia con numerosos proyectos realizados en los cinco continentes para distintos sectores productivos  (industria minera, energía o empresas sanitarias)”, destaca Arnaud Chapuis.

“Geocean dispone además de equipos submarinos especiales diseñados por su departamento de investigación y desarrollo que permiten preparar y adecuar el lecho marino que acogen las tuberías.

TENDENCIA_SOLETANCHE BACHY_MCH428

Comentarios

Conectate con