x

Candelaria evalúa positivamente planta desalinizadora tras cuatro años de operaciones

La instalación demandó una inversión aproximada de US$330 millones y ha permitido a la compañía eliminar voluntariamente, para su proceso productivo, el consumo de agua fresca desde la cuenca del río Copiapó.

Un positivo balance del impacto que ha tenido la planta desalinizadora en las operaciones del distrito, realizó minera Candelaria, tras cuatro años de funcionamiento de la instalación.

Con esta planta la compañía ha eliminado voluntariamente, para su proceso productivo, el consumo de agua fresca desde la cuenca del río Copiapó, desde enero de 2013, mediante la optimización del uso de agua reciclada y fuentes hídricas sustentables.

Así lo comentó el gerente general de Administración del distrito, Sergio Armstrong, quien agregó que “esta planta es la primera que entró en operaciones en la región y se ha convertido en un ejemplo de una gestión hídrica eficaz y sustentable”.

El complejo industrial, que se encuentra ubicado al interior de las instalaciones del Puerto Punta Padrones en Caldera, tiene capacidad para producir hasta 500 litros por segundo de agua desalinizada de calidad industrial, que se obtiene a través de osmosis inversa y que abastece las operaciones de la minera en Tierra Amarilla.

Proceso de osmosis Inversa en planta desalinizadora

Proceso de osmosis inversa.

La iniciativa demandó una inversión aproximada de US$330 millones. Su construcción comenzó en agosto de 2011, luego de la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y consideró además una línea de transmisión eléctrica y un acueducto de 100 km de extensión, que conecta a la planta desalinizadora con las operaciones de Candelaria.

La planta desalinizadora entró en operaciones en enero de 2013 “y un hito importante es que desde agosto de 2015 es operada y mantenida por personal propio de minera Candelaria”, destacó Sergio Armstrong. Con su puesta en marcha, los requerimientos hídricos del distrito están siendo abastecidos exclusivamente con aguas provenientes de fuentes sustentables. “De esta forma, se ha dejado de bombear desde el acuífero de Copiapó, una cantidad de agua equivalente al agua desalada y tratada”, comentó el ejecutivo.

Gestión hídrica

Consistente con su compromiso con la sustentabilidad de sus operaciones y dada la baja disponibilidad de agua en la Región de Atacama, minera Candelaria ha desarrollado una gestión hídrica que le ha valido ser reconocida a nivel nacional.

La estrategia de la compañía en esta ámbito está basada en el concepto “Cero Descarga”, que permite reutilizar en promedio un 85% del agua usada en el proceso. Posteriormente, fue implementado un proyecto para utilizar aguas tratadas y el tercer  paso fue la puesta en marcha de la planta desalinizadora.

Sala de control de planta desalinizadora de Minera Candelaria. Propiedad Minera Candelaria.

Sala de control planta desalinizadora.

“Nuestro balance de aguas indica que, en promedio durante 2016, del total de agua que requieren las operaciones, un 85% corresponde a agua reutilizada o recirculada, un 12% a agua desalinizada y un 3% a aguas tratadas”, sostuvo Armstrong.

El ejecutivo resaltó además el compromiso de la minera con las comunidades en materia hídrica, “el que se traduce en la entrega de 40 l/s efectivos a la empresa sanitaria local que se está distribuyendo para consumo humano, principalmente en el sector de Paipote; el traspaso de derechos de agua por otros 73 l/s al Ministerio de Obras Públicas para consumo de la comunidad; la construcción y habilitación de un pozo de agua y un sistema de impulsión para la comunidad colla Serranía Poblete; y la entrega de derechos de agua por 5 l/s, entre otros ejemplos”, indicó.

Comentarios

Conectate con