x

Diego Lizana y críticas de minería a norma de Eficiencia

El director ejecutivo de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética criticó duramente las palabras del presidente ejecutivo del Consejo Minero, quien nombró a la Eficiencia Energética dentro del pack de reformas que generan incertidumbre al sector.

(Pulso) No cayeron bien en la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE) las críticas lanzadas por el representante del Consejo Minero, Joaquín Villarino, respecto a la incertidumbre regulatoria que genera, entre otras cosas, la nueva normativa de Eficiencia Energética (EE). Villarino aseguró en PULSO que la nueva normativa impondría “costos adicionales para los clientes libres”. Para el director ejecutivo de AChEE, Diego Lizana, existe una total inconsistencia entre el discurso del Consejo Minero y la realidad del sector. El ejecutivo conoce de cerca esta industria puesto que fue jefe de EE de Minera Doña Inés de Collahuasi y vicepresidente de la Mesa Minera de EE.

¿Qué le parecieron las palabras del presidente del Consejo Minero respecto a la Eficiencia Energética (EE)?

-Me llama la atención cómo un sector puede conversar sobre un tema y luego tener una posición tan dispar. Es no entender que el tema de la sustentabilidad va más allá del tema medioambiental, más allá de cuidar el planeta y que el concepto sustentabilidad está muy ligado a la productividad del negocio. Ver siempre el tema sustentabilidad como una amenaza es no entender qué se requiere y qué están pidiendo no sólo las comunidades donde están estos proyecto, sino también la sociedad en general, el país. Es decir, el tema sustentabilidad ya no es un tema de moda, es un tema que cada vez se está posicionando más fuerte.

Si nos vamos a eficiencia energética, obviamente (la minería) es un sector que se está quedando atrás y que independiente de los problemas económicos que puedan existir a nivel internacional, será un sector que siempre va a tener un nivel de inconveniente mayor con los diferentes actores de un país.

Me tocó vivirlo de adentro, vengo de una empresa minera donde veía estos temas y te das cuenta que efectivamente no todas las mineras piensan igual, por eso es importante rebatir una posición que no necesariamente es de la minería y que puede ser de un sector o un grupo de empresas, pero no todas las compañías mineras están dispuesta a mantener un discurso así.

¿Por qué cree que la minería -o parte de ella- no ha entendido a cabalidad la importancia de la eficiencia energética?

-El sector minero tiene unos vicios propios de la envergadura de los proyectos. Todo lo que sean mediciones de resultados, especialmente ligados a bonos de los ejecutivo, está muy ligado a los resultados inmediatos, por lo tanto hay una disociación entre los resultados que tú puedes tener con proyectos de EE y la mayor productividad, lo que muchas veces no calza con los intereses inmediatos que puede tener una institución.

Esto también está ligado a que la minería ha perdido el romanticismo. Antes veías grupos de empresas como Anglo, donde efectivamente apostaban por la minería, independiente del lugar donde esté. En este momento la mayoría de los grupos a cargo, están en minería y el próximo año dependiendo del precio se van a farmacéuticas, por lo que el interés realmente en invertir en un sector no va más allá de su plan de negocio de mediano y largo plazo.

Se podría decir que este era un argumento válido cuando el cobre estaba a US$4/libra, pero hoy está cercano a los US$2,6. ¿Actualmente no ven una mejoría en el uso de energía, considerando los planes de reducción de costos?

-Ahí te das cuenta que hay una contradicción, porque existen empresas que sí lo están entendiendo y se están dando cuenta que incorporar la EE como variable de toma de decisión es importante no por salvar al planeta sino por productividad. EE es más productividad, es mejorar los proceso para obtener más productos a menor costo; ¿quién podría ir contra esto? Pero así y todo ves mensajes como los del Consejo Minero, con el nivel de representatividad que tiene, que se contradice completamente. Por un lado está con el problema de que el precio del cobre está bajo y los costos altos, pero por otro lado se está indicando que estos temas lo que hacen es traer mayor incertidumbre y sobrecostos a la industria. Entonces, no se entiende y creo que básicamente y probablemente, la minería no ha logrado definir en bloque un discurso.

El 2014, el Consejo Minero firmó un acuerdo que tenía un montón de obligaciones por parte de las empresas y tuvo resultados muy dispares. Tienes algunos bueno, más o menos, y otros directamente malos. Esto lo único que hace es obligar a que tenga que aparecer una normativa, porque si no eres capaz de demostrar un nivel de avance fuerte, que retrase la entrada de una ley, lo único que queda para el regulador es si no se logra por la buena, será por la mala, y aquí va a caer una ley. A mi modo de ver las cosas Chile ha avanzado en EE, pero ya avanzó todo lo que podía sin una ley y lo que requiere ahora es que estos grupos, las grandes compañías mineras, se den cuenta de que Chile necesita trabajar de una forma distinta.

¿Critica que haya miedo a la nueva normativa?

-Me causa contradicción porque ni siquiera sé si es miedo a las nuevas normativas. Lo interpreté como, una vez más, hacer ruido en temas económicos, porque creo que no hay duda que algo hay que hacer con gases de efecto invernadero, temas de agua, así como en regulación eléctrica o EE.

¿Cómo avanza el proyecto de EE? Este en un principio proyectaba ingresarlo a tramitación hace más de un año

-Entiendo que el gobierno está tratando de unir voluntades para poder sacar una ley a la brevedad. Esto debería ser durante el primer semestre.

Se tenía contemplado que estuviese dentro del proyecto de distribución eléctrica…

-Eso ya no será así y están empecinados en poder sacar algo. Obviamente para nosotros que estamos en el sector será muy bueno porque será la punta de lanza para que las distintas instituciones abran la puerta para trabajar.

En el caso del Consejo Minero lo que echamos de menos es la proactividad y más apertura. Nosotros como instituciones estamos llanos a poder trabajar con ellos, pero obviamente se requiere una visión mucho más proactiva. De hecho, a raíz de la crisis de la minería por la baja del cobre, no he visto un análisis crítico del Consejo Minero asumiendo las responsabilidades que tienen, es decir, qué porcentaje de las crisis en que está la minería chilena es por la poca proactividad que tuvieron de tratar de poder fortalecerse en el periodo que deberían haberlo hecho, optimizarse, con tal de que el periodo de vacas flacas hubiese sido lo más controlado posible. Siempre están en que el problema lo tiene la crisis internacional, o la legislación del país, pero el mea culpa se echa de menos, porque es la única forma de crecer. No hay duda de que una legislación efectivamente siempre trae alguna repercusión, pero si sólo se ve a la regulación como el culpable de todo, es claro que será un sector que no va a crecer correctamente.

[Consejo Minero hace seis propuestas a reforma del Código de Aguas para acotar efectos en el sector]

Comentarios

Conectate con