(La Tercera) Una semana agitada tuvo Luis Felipe Cerón, presidente ejecutivo de AES Gener. Pero pese al ajetreo de las reuniones para definir la salida de Minera Los Pelambres de la propiedad de Alto Maipo, declara estar contento con el acuerdo alcanzado con el grupo Luksic.

“Este es un exitazo, porque es un triunfo para el proyecto, triunfo para la compañía y para el país”, dice Cerón sobre del acuerdo de reestructuración financiera.

¿Cómo se gestó el acuerdo con Minera Los Pelambres?

Este es un acuerdo que estamos negociando con distintas partes desde agosto del año pasado, que es para financiar los sobrecostos que tiene el proyecto. Hemos dado un paso muy importante al llegar a un acuerdo para concretar esta reestructuración financiera.

¿Es un acuerdo, un acuerdo forzado, o una acción unilateral de Minera Los Pelambres?

La compañía, los accionistas, los contratistas y el consorcio de bancos. Fue un acuerdo que tiene muchas partes y estamos todos llegando a este principio de acuerdo con el consorcio de bancos que nos deja muy tranquilos porque permite continuar y completar las obras de este gran proyecto. Uno de los temas que hemos estado conversando desde hace mucho tiempo con Minera Los Pelambres es por su interés de salir del proyecto, y de Antofagasta Minerals de concentrarse en sus actividades mineras.

¿Cómo evalúa la actuación de sus ex socios en este acuerdo?

Ellos todavía son nuestros socios, y van a ser socios de Alto Maipo hasta que se concrete este financiamiento.

¿Cuándo se concreta el financiamiento?

Eso tiene todo un proceso. Debiera ser en las próximas semanas. Alto Maipo sigue teniendo como socio a AES Gener y Minera Los Pelambres. Aparte de eso, ellos son nuestros clientes de muy largo plazo, tanto de Alto Maipo como de AES Gener, y apreciamos mucho la confianza que nos tienen como suministradores, y también estos más de tres años que llevamos como socios, en que hemos tenido una buena relación y hemos trabajado en los distintos aspectos del proyecto.

¿Minera Los Pelambres presionó por un acuerdo?

Aquí no hubo presiones de ningún tipo. Esto ha consistido en un esfuerzo de las distintas partes para reestructurar el financiamiento de Alto Maipo. A nosotros nos gustan como socios, pero si ellos no quieren seguir siéndolo, es respetable. Pero tiene que tener la aprobación del consorcio de bancos.

¿Qué les parece a ustedes la decisión?

Cuando ellos entraron al proyecto en 2013, había un tema de mayor estrechez del suministro eléctrico. Esto ha cambiado en los últimos años y puede cambiar en el futuro. Como ya está asegurado su suministro, y han decidido enfocarse en la industria minera, nos parece que es una decisión perfectamente entendible, y esto es algo que viene de por lo menos un año atrás.

¿Cómo era la relación con el grupo Luksic? ¿Con quién conversaba?

He tenido conversaciones con el equipo de personas que participa en el directorio de Alto Maipo, y también con el gerente de finanzas, el gerente general y el presidente de Minera Los Pelambres.

¿Y con Andrónico Luksic?

No. Pero sí con Jean-Paul Luksic, con Iván Arriagada y con Alfedo Atucha. Y en alguna oportunidad con Andrónico Luksic Lederer.

¿Jean-Paul Luksic le manifestó su deseo de salir del proyecto?

Fue con los ejecutivos, no con él, cuando me dijeron hace un año que ellos estaban explorando esta posibilidad.

¿Se siente decepcionado por la salida del grupo Luksic del proyecto?

No, de ninguna manera. Al contrario, estamos agradecido de los años que nos acompañaron, del apoyo que han dado a esta reestructuración, y siguen siendo nuestros clientes. Tenemos la mejor opinión de ellos.

¿En cuánto se va a valorizar la parte de Minera Los Pelambres? ¿Cuánto van a pagar por su salida?

Ya está todo eso acordado, y solo falta la aprobación de los bancos. No es un valor alto, es un valor simbólico, no es un dólar, pero es un valor simbólico.

¿Quién va a pagar el sobrecosto?

Todas las partes están contribuyendo en distintas formas. Aparte del acuerdo con los bancos, todos contribuimos de una forma u otra a financiar al sobrecosto del proyecto.

¿Minera Los Pelambres también?

Ellos están haciendo una contribución.

¿Se financia entonces el proyecto con la salida de Los Pelambres?

No es la salida de un accionista, es la reestructuración financiera de un proyecto. Y con esta reestructuración que incluye, entre otros aspectos, la salida de un accionista, la entrada de un accionista, los esfuerzos de distintas partes, se financia el sobrecosto y con eso queda el proyecto asegurado financieramente. Las distintas partes contribuyen, nosotros, nuestros socios actuales, socios futuros, y financiamiento adicional del consorcio de bancos.

¿Qué tan viable es hoy el proyecto?

Está ingresando un nuevo socio que es Strabag con un 7%. Todo dentro de este esquema que tiene que ser finalmente aprobado por el consorcio de bancos. Cuando se cierre el financiamiento ahí se hace eventualmente la salida de Minera Los Pelambres y la entrada de Strabag.

¿Cuál es la fórmula para el ingreso de Strabag?

Se hace un aumento de capital.

¿Está muy retrasado el proyecto?

Estamos mucho mejor que antes. El proyecto tiene casi un 50% de avance, ha tenido algunos retrasos y algunos sobrecostos. Dado que estamos avanzando en esta reestructuración financiera, estamos más optimistas para ir adelante y completar el proyecto. 530 MW hidroeléctrico a 50 kilómetros de la capital, con la mayoría de obras subterráneas, sustentable, confiable, es un gran beneficio, no solo para el proyecto, sino que para el país.

¿A cuanto podrían llegar los sobrecostos?

Estimamos que hasta un 22% incluidas las contingencias. Podría ser bastante menor que esto.

¿Que pasa con el contrato de energía con Minera Los Pelambres?

Se mantiene a todo evento, lo que es una buena noticia porque antes tenía algunas condiciones por las cuales podría no continuar. El contrato es por 20 años.