Aurora Williams: “Baja del cobre fue más profunda y prolongada de lo que esperábamos”

La ministra de Minería realizó un análisis del panorama durante 2016 y adelantó cuáles son los desafíos para 2017, con un precio del cobre que se prevé más estable.

(El Mercurio de Calama) El 2016 será recordado como un mal año para la minería nacional. El bajo precio del cobre, sumado a la disminución de las leyes de mineral, terminaron por generar pérdidas y menores ingresos por producción.

La caída del metal rojo afectó principalmente a Codelco, que tiene cuatro de sus divisiones más importantes establecidas en la zona. Este deterioro se traspasó directamente al sector industrial y comercial de la comuna, que ya había sentido la merma desde fines de 2014. Este clima de incertidumbre y falta de nuevos proyectos genera un profundo estancamiento económico, que se traduce en desempleo, déficit en el comercio local y caída del mercado inmobiliario.

Si bien el inicio de año trajo consigo una mejora y estabilidad en el precio del cobre, llegando en la jornada del jueves incluso a US$2,6 centavos la libra, esto no compensa la situación actual, que definitivamente requiere una mirada de urgencia.

Este es el concepto que instala el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, que apuesta por planes y modificación a leyes esenciales, como la Ley Reservada del Cobre o la capitalización de recursos, como los US$975 millones traspasado a Codelco a fines del 2016.

Esta también es la mirada de la ministra de Minería, Aurora Williams, quien conversó con El Mercurio de Calama entregando su visión sobre el año recién pasado y la proyección del 2017.

¿Cuál es la evaluación del ministerio sobre lo ocurrido el 2016, principalmente en la Región y la comuna de Calama?

Creo que uno de los grandes avances del 2016 en la zona es Chuquicamata Subterránea, como proyecto estructural de Codelco. Es un proyecto que ha tenido un avance en el tiempo y que fue revaluado en costos, significando para nosotros poder considerar una modificación en la ley reservada del cobre. Otro de los proyectos emblemáticos fue la puesta en marcha de la División Ministro Hales, que ya se encuentra en plena operación y con producción. Por otra parte tenemos Sulfuros en Radomiro Tomic, que avanzó en etapas y que se encuentra con destinación de recursos, pero que deben ser definidos dentro de la institucionalidad que corresponda.

Pese a estos proyectos, que son de largo plazo, el impacto por la baja del precio del cobre tuvo un impacto negativo en la zona y el país

Efectivamente el 2016 fue un año de bajo precio con una baja que fue más profunda y prolongada de lo que esperábamos. Sin embargo, a fines de 2016 tuvimos un mejor precio que fue marcado por la elección en Estados Unidos y que se mantuvo. Hoy estamos viendo condiciones de mercado más estables que permiten distanciarnos un poco más de la proyección que teníamos para el 2017 de US$2,20.

No sólo la gran minería se ve afectada con estas bajas. ¿Que destino tiene la pequeña y mediana minería de la región ante estos escenarios?

La verdad es que estamos trabajando en mejorar las condiciones para ellos. Se está trabajando en la ley de sustentación, que ya fue presentada al Congreso. Principalmente por la fuerte presencia de pequeños y medianos mineros que tenemos en Tal Tal y Tocopilla. En Calama estamos abocados a resolver un problema particular con un privado, dado el cierre de un poder de compra. Estamos trabajando en una ley permanente para 2017. Además debemos concretar este año el reglamento de seguridad minera. Este se compone de más de 600 artículos y viene a separar y diferenciar a la pequeña de la mediana minería.

Aquí también se instala el tema litio

Sí. Para la región y principalmente para la Provincia El Loa, es clave la modificación del contrato de Corfo y Rockwood para la producción de litio. Hoy se puede hablar de un estándar nacional de litio que sin duda beneficia a la región y la provincia, ya que el proyecto se encuentra en San Pedro de Atacama. De forma paralela se estableció un convenio con los pueblos atacameños, quienes podrán recibir beneficios de este proceso, generando investigación y la obtención de recursos a través del Royalty.

NO HAY REACTIVACIÓN

¿Qué se le puede decir a la gente de Calama que hoy no ve una reactivación en la minería?

Es importante señalar que tenemos mejores expectativas de mercado. Esto se traduce en mejor proyección del precio. También la gran minería de Chile tiene que ser de largo plazo. Que no vivamos en virtud del precio del cobre. Hoy vivimos un ciclo que genera repercusiones en todos los sectores y esto tiene efectos multiplicativos en las economías locales. Eso es lo que ocurre hoy con muchas zonas de la región.

¿Pero cómo se traspasa esto al habitante de la zona que tal vez no comparta una visión de tan largo plazo?

La verdad es que no hay que perder de vista que Chile es un país minero y va a continuar siéndolo. Nuestras ventajas competitivas están dadas en la minería. Chile es un país que tiene amplias reservas de cobre y también de litio, renio y molibdeno. Lo que efectivamente hace que este sector sea pilar del país. Desde este punto de vista en particular para la comuna de Calama es fundamental el apoyo de Codelco a través de aportes de capitalización y una modificación en la ley reservada de cobre, que en la práctica permita la viabilidad de los proyectos estructurales en una zona donde Codelco es fundamental.

Desde este punto de vista. ¿Cuál es el compromiso del Gobierno con Calama?

Gestar nuevas formas de proyectos. Que conviertan el valor del cobre en sólo un elemento externo. Es clave avanzar hacia un proceso de I+D (investigación y desarrollo). Es relevante para todos mirar la proyección de la minería. tenemos una cartera para los próximos 10 años, con 39 proyectos mineros con metodología desarrollada por Cochilco. Nuestra principal aspiración es que se atraigan proyectos que se han perdido. Hay que tener visión de largo plazo.

¿Cuál es el gran desafío, pensando en esta visión de largo plazo?

Para nosotros uno de los desafíos es trabajar en conjunto con otras carteras de Gobierno a fin de acotar los temas darles una mirada más extensa y profunda en el tiempo. Generando soluciones que nos contribuyan a todos los que conformamos este país. junto al ministerio de Economía se generó una alianza de crecimiento aprovechar el aprendizaje de todos estos último años. Tenemos que procurar desarrollo con costos administrables en cualquier época y ciclo del precio del cobre. Para ello, reitero, es clave la incorporación de innovación y tecnología. Sólo así podremos dar un salto en los costos y tener esta volatilidad en los precios que a la larga generan inestabilidad en la economía y por sobre todo en las personas.

Comentarios

Conectate con