x

Banco Mundial recorta PIB Chile 2016 desde 1,9% a 1,6% y eleva estimación 2017 a 2,2%

El economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial abordó la pertinencia de las medidas contracíclicas para hacer frente a la desaceleración que afecta tanto a Chile como a varios países de la región. 

(Valor Futuro) Un nuevo recorte a las estimaciones para la expansión de la economía realizó este miércoles el Banco Mundial, al rebajar las proyecciones para el crecimiento del PIB en Chile desde el 1,9% estimado en junio hasta el 1,6% actual, aunque para 2017 elevó marginalmente la proyección desde 2,1% a 2,2%.

Así lo dio a conocer el economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, Agusto de la Torre, al presentar el informe “El Gran Giro en América Latina: Restaurar el crecimiento a través del comercio”, en el que estimaron que América Latina y el Caribe presentará una contracción de 1,1% en 2016, “debido a que las recesiones en algunos países grandes de América del Sur pesan más que el crecimiento generalmente positivo y estable en México, América Central, y el Caribe”.

Sin embargo, la entidad proyecta una recuperación para el próximo año con una expansión de 1,8% dada la recuperación de crecimiento esperada en Brasil y Argentina y una modesta aceleración del crecimiento en otros países de América del Sur”.

En un contexto de una economía regional en pleno proceso de ajuste, por los bajos precios de los commodities y al menor crecimiento de China, el Banco Mundial situó a Chile en un grupo de países (junto a Perú y Paraguay) donde la existencia del tipo de cambio flexible permite que la magnitud de dichos ajustes sea menor.

“Para este grupo de países las cuentas fiscales y externas se encuentran en posiciones razonablemente sostenibles, el crecimiento (aunque menor que en el pasado) se mantiene por encima del promedio regional, y las presiones inflacionarias son menores o inexistentes”, comentó.

Sin embargo, notó que “la caída en la tasa de inversión en Chile continua siendo preocupante”.

En cuanto a las exportaciones regionales, la entidad apuntó que “aunque las exportaciones de América del Sur medidas en dólares continúan su tendencia decreciente, reflejando lo caída de precios, hay un incipiente aumento en los volúmenes de exportación desde finales de 2015”.

Al respecto, destacó a Chile, Brasil y Colombia al notar que “los aumentos en la cantidad de exportaciones se concentra en los países que más han depreciado sus monedas, sugiriendo que la flexibilidad cambiara tiene efectos positivos”.

No obstante, matizó el punto y señaló que “la no tan buena noticia es que el aumento en los volúmenes de exportación se concentra mayormente en commodities primarios”, asegurando que “si las exportaciones de commodities son lo indicado para generar ganancias de productividad es una pregunta abierta”.

“En cualquier caso, la diversificación de las exportaciones es deseable ya que ayudaría a limitar la volatilidad macroeconómica”, remarcó.

La entidad agrupó a Chile junto con Bolivia, Ecuador, Paraguay y Perú como los países con una alta tasa de ahorro interno promedio, situación que permite enfrentar de mejor manera la baja en el ciclo de los commodities.

En eso, planteó que el grupo “se alinea estrechamente con sus pares respecto a las trayectorias de la demanda interna y el crecimiento, pero es insuficiente su alineación con respecto a la inflación”.

Medidas contracíclicas

De la Torre abordó en su presentación la pertinencia de las medidas contracíclicas para hacer frente a la desaceleración que afecta tanto a Chile como a varios países de la región. En eso, aseguró que “la palabra contracícilica implica que estamos pasando por una situación cíclica, es decir, aplica para situaciones transitorias”.

Ante ello, planteó que “lamentablemente en la región no estamos pasando por una situación transotoria, y yo creo que la caída de los precios de los commodities es bastante permanente, van a quedarse donde están”, alertó.

Al respecto, plenteó que “la desaceleración en China no es una cosa de dos años, yo creo que China no va a crecer al 11% como creció hace muchos años, lo va a hacer al 6%”.

“Cuando lo que estás pasando es por una coyuntura donde te cambiaron de manera duradera los factores, el espacio para la política contra cíclica es muy reducido, porque lo que tienes que hacer no es política contra cíclica, sino la recalibración de tus patrones domésticos a las nuevas condiciones externas, y por eso es que a la región le ha costado tanto trabajo hacer lo que estamos haciendo”, remarcó.

[Deuda fiscal llegará a 25,2% del PIB en 2017, su mayor nivel en 24 años]

Comentarios

Conectate con