x

Hochschild Mining planea retomar estudios de su proyecto Volcán en Chile

El director general de la minera peruana destacó el gran potencial del yacimiento de oro chileno, pero precisó que es una iniciativa más bien a un horizonte de cinco a diez años.

Como un “proyecto muy grande”, pero cuya materialización está más en el horizonte “de mediano a largo plazo”, definió Ignacio Bustamante, director general de Hochschild Mining, su emprendimiento greenfield en Chile: Volcán.

El ejecutivo peruano -que este miércoles expuso en el marco de las conferencias de Expomina 2016- sostuvo que este yacimiento de cerca de 10 millones de oz de oro y localizado en la región de Atacama, tiene una capacidad de producción importante. “Diría que si Volcán entra en operación estamos viendo que podría ser el 60% o 70% de nuestra producción actual, bastante más grande incluso que Inmaculada (la nueva operación en Perú de Hochschild).

Bustamante explicó que uno de los aspectos que juega en contra de un avance más rápido del yacimiento en Chile es que, como lo compraron a un tercero (Andina Minerals), los estudios y los trabajos de ingeniería no han sido realizados por la compañía.

Además, al poco tiempo de su adquisición se produjo la caída en los precios de los metales, ante lo cual la minera peruana implementó un plan de ajuste que restringió los recursos para exploración greenfield.

“Ya que la situación ha comenzado a mejorar, nuestra idea es trabajar los próximos dos años hacia un estudio de factibilidad; vamos a empezar primero con lo que se llama un estudio de alcance (scoping study), que calculo que tomaría probablemente el primer año. Cuando el estudio de factibilidad esté terminado recién comenzaríamos con el proyecto. Entonces, diría que Volcán no es un proyecto para los próximos cinco años, sino más bien para los próximos cinco a diez años”, puntualizó.

Proyectos en Perú

Hochschild también cuenta en su cartera con otros dos emprendimientos greenfield de oro y plata en Perú: Azuca y Crespo.

“Son proyectos que se ven bien interesantes, pero queremos ver si desde el punto de vista geológico podemos incrementar la cantidad y calidad de los recursos. Antes de tomar una próxima decisión de inversión nos gustaría conocer y entender el potencial de crecimiento que tienen; en la medida de lo posible queremos iniciar con proyectos que tengan mejor ley y más años de vida, así como mayor capacidad de producción”, sostuvo.

Ignacio Bustamente dijo que en el caso de Azuca prevén terminar la reinterpretación geológica en los próximos doce meses, en tanto que Crespo probablemente tome 12 a 18 meses; “va a demorar un poco más porque está segundo en prioridad”, indicó.

Además, afirmó que Perú, Chile, Argentina y México -países en los cuales ya tienen presencia- constituyen las jurisdicciones donde la compañía tiene contemplado enfocarse para buscar nuevos yacimientos.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]