Abordar los tópicos y mecanismos que condicionan la concreción de los proyectos mineros, considerando la vinculación entre las empresas y las comunidades fue uno de los objetivos del seminario “Agua y minería: derechos, conflictos, desafíos y nuevos enfoques”, organizado por la Universidad Mayor.

En la instancia, Francisco Allendes, director legal de Teck Resources Chile, explicó que “las comunidades tienen una visión en el tiempo que es muy distinta al enfoque que pueden poseer las empresas, por lo cual se hace relevante propiciar una vinculación temprana”.

En ese contexto, detalló que en el caso de NuevaUnión, correspondiente a la combinación de los proyectos El Morro y Relincho, se ha procurado informar de manera anticipada los alcances de la iniciativa de la comunidad, aunque todavía no se han definido en su totalidad, por ejemplo, las especificaciones técnicas de la infraestructura portuaria que se considera.

La relevancia de la cosmovisión

Los dichos de Allendes fueron complementados por Mourik Bueno de Mesquita, experto internacional en recursos hídricos, quien se refirió a la importancia de propiciar el relacionamiento entre el Gobierno, las empresas y la población, haciendo hincapié en que cada uno de ellos posee una visión distinta, lo cual condiciona su actuar.

En ese contexto, el especialista resaltó que es relevante ver las capacidades que cada actor posee para afrontar dicho diálogo, poniéndose por ejemplo en el lugar del otro, procurando relatar que en Perú dicha realidad es más compleja, debido a que por ejemplo las comunidades pueden llegar a considerar que las empresas reemplazan las expectativas de desarrollo que debería proporcionar el Estado, en torno al territorio y sus diversos recursos.

En esa misma línea, advirtió que “el conflicto puede surgir cuando un actor siente que sus intereses no están reconocidos, ante lo cual se conforman como aspectos críticos la transparencia y la confianza”, en circunstancias que de manera previa pueden haberse producido conflictos y desencuentros entre los participantes.

Junto a lo anterior, se refirió a la relevancia de comprender la cosmovisión del otro, y propiciar la participación temprana, tratando además de lograr un intercambio y vinculación orientada a una construcción democrática territorial.

Hacerse parte

En el marco del encuentro, Francisco Allendes expresó que más que en la entrega de utilidades, el énfasis está en la importancia de definir la manera de cómo hacer parte a las comunidades del desarrollo de los proyectos, ante lo cual se hace relevante la capacitación y la entrega de herramientas. “Es así como se procura hacer parte a las comunidades de las etapas de reporte y monitoreo hídrico, de manera que conozcan la forma como se gestiona el recurso”, indicó el ejecutivo.