x

Aprobación ambiental de proyectos cae más de 50% frente al promedio de última década

El monto total de inversión de dichas iniciativas asciende a US$ 5.983 millones al segundo trimestre de este año.

(El Mercurio) Una de las propuestas de la Comisión de Productividad de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) está dando sus primeros frutos. Como parte de la creación del Observatorio de la Productividad, el gremio inició la elaboración de un informe trimestral, que se enfoca en el análisis de los proyectos de inversión que ingresan al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), para obtener los permisos necesarios para poder construir y ejecutar un proyecto.

Una de las principales conclusiones de este primer documento es que los proyectos aprobados vienen mostrando una persistente caída en los últimos años. En el segundo trimestre de 2016 se aprobaron 95 iniciativas en el sistema, cifra 26% menor que el mismo período de 2015, y 51% más baja que el promedio de los años 2007-2015, cuando había 212 proyectos concluyendo su trámite. Esta caída se debe, en parte, al menor número de proyectos totales que concluyeron su tramitación, pero también a la caída en la proporción de proyectos aprobados sobre estos, reveló el documento.

El monto de inversión de proyectos aprobados en el segundo trimestre asciende a US$ 5.983 millones. Esto equivale al 50,5% del monto total de inversión que concluyó su tramitación en el período, uno de los porcentajes más bajos de la serie desde 2007. Sin embargo, en montos de inversión y considerando a todo el último año móvil, este fue 31% mayor que el mismo período de 2015, y un 19% más alto que el promedio 2007-2015. El repunte que muestra esta serie en 2016 está fuertemente influido por un proyecto minero específico, cuyo monto de inversión alcanza los US$ 5.400 millones. Este proyecto es Radomiro Tomic Sulfuros, de Codelco. Según ha publicado «El Mercurio», la administración de la cuprera estatal estaría evaluando postergar esta iniciativa, dado que el Valor Actualizado Neto de la iniciativa -que permite calcular el valor presente de los flujos de caja futuros, originados por una inversión- es muy estrecho con los actuales precios del cobre y no se justificaría la inversión.

Proyectos no admitidos

Durante el segundo trimestre de 2016, el total de proyectos ingresados al SEIA ascendió a 214 iniciativas, lo que equivale a un monto de inversión de US$ 24.398 millones. De ellos, 69 no fueron admitidos -un 46% de la inversión ingresada-, lo que se vio influido por tres proyectos específicos de alto monto de inversión, consigna el documento. Tanto el número como el monto de inversión de los proyectos no admitidos muestran una tendencia al alza en los últimos años. De hecho, el promedio de no admisión entre 2007 y 2015 era de solo 13%.

El procedimiento de evaluación de impacto ambiental en el SEIA de un proyecto -que tiene como objetivo obtener una Resolución de Calificación Ambiental (RCA)- se inicia con un examen de admisibilidad que revisa aspectos formales. Si no se cumplen los requisitos exigidos por la autoridad, el proyecto se califica como «no admitido a tramitación». En caso de verificarse que se cumplen los requisitos, se admite a tramitación, la que puede terminar bajo las siguientes categorías: aprobado, rechazado, término anticipado y desistido.

Según explica el informe, un porcentaje de los proyectos que ingresan al SEIA y que no lograron su RCA vuelve a ingresar. Por esto, tanto el número como el monto de inversión de proyectos ingresados y admitidos son datos que no predicen inversión futura en forma directa, pero sí entregan información relevante sobre su comportamiento. «Más aún, que los proyectos obtengan su RCA no significa que se ejecuten o se construyan», agrega el texto.

Según el informe, a partir de los proyectos que ingresan al sistema, se puede tener una señal temprana de la intención de inversión, así como de la eficiencia del proceso.

Sectores y regiones

En el segundo trimestre de 2016, cuatro sectores -energía, inmobiliario, saneamiento ambiental y minería- acumulan el 89% del monto de inversión aprobada, donde solo energía representa el 66% del monto total. De los US$ 3.948 millones aprobados en el sector energético, un 89% corresponde a proyectos solares y eólicos. A partir del año 2012, la composición de la inversión aprobada cambió de manera relevante, con una menor presencia de proyectos mineros y un incremento de los energéticos.

Al analizar la composición regional de los proyectos, se observa que en el segundo trimestre de 2016 destacan la Región de Atacama, que cuenta con el 24% del monto total de inversión aprobada -US$ 1.440 millones-, y Antofagasta, que alcanza el 19% del total, con US$ 1.153 millones. Para siete de las 15 regiones, el sector energético es el más relevante.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]