FMI sube levemente la proyección del PIB de Chile, pero advierte impacto de incertidumbre

(El Mercurio) De dulce y agraz fue para Chile la actualización de proyecciones de crecimiento que hizo ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año y el próximo. La entidad mejoró su pronóstico para la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016 desde 1,5% a 1,7%, aunque recortó la estimación para 2017 desde 2,1% a 2%.

El director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, destacó que la economía nacional se observa “muy sólida y con un proceso de consolidación fiscal lento en el tiempo, dado que la situación fiscal de Chile así lo permite”.

En el informe divulgado ayer por el organismo, se indica también que la mejora se motiva por un mayor ímpetu económico al inicio de 2016.

El reporte del FMI coincidió con el último informe del Consensus Forecasts, que reúne las proyecciones de entidades privadas. Este también revela un crecimiento de 1,7% para este año, mientras que para 2017 es levemente más optimista que el FMI, apuntando a una expansión de 2,2%.

Efecto de las reformas

Según Werner, la desaceleración en Chile se debe, principalmente, a la caída en el precio del cobre. Sin embargo, agrega que en parte también responde a “la incertidumbre asociada al proceso de reformas, que ha tenido un impacto muy importante sobre la inversión y el gasto doméstico”.

Agregó que esta situación “sigue afectando las probabilidades de una recuperación más rápida del crecimiento económico del país”. Además, manifestó la importancia de disminuir la incertidumbre para estimular un proceso de recuperación de la inversión.

Para Axel Christensen, director de estrategia de inversión para América Latina e Iberia de BlackRock, “la recuperación se ve más lenta y, de no mediar una significativa mejoría en las condiciones, es difícil ver que sea el frente interno el que gatille una recuperación más rápida, ya sea por los bajos niveles de confianza que muestran tanto empresarios como consumidores locales, como por las restricciones al gasto público que ha planteado el Gobierno”.

En tanto, la economista senior de Bci Estudios, Francisca Pérez, advierte que aun está por verse el impacto en Chile del Brexit, a través de un menor comercio exterior y el menor precio del cobre.

El pronóstico de 1,7% para este año supera a la estimación prevista para las economías más importantes de Sudamérica, Brasil y Argentina, ya que siguen sumidas en solucionar sus problemas internos. Ambos tendrían caídas este año (ver infografía). Para el director ejecutivo de CorpResearch y Estudios Económicos, Sebastián Cerda, esta situación “no debe interpretarse como una noticia positiva, porque esos países mantienen serios problemas fiscales y políticos”.

En comparación con las economías de la costa del Pacífico, Chile es el que menos crece. Christensen indica que el país se encuentra “en la medianía de la tabla”, aunque tilda de “preocupante” que se encuentre en el último lugar entre los países que muestran un crecimiento positivo.

Comentarios

Conectate con