Sonami: “Es preocupante la caída de la ocupación en la minería”

En los últimos 12 meses la minería ha perdido 26.000 puestos de trabajo, pero comparado con el peak de ocupación, de septiembre de 2012, la pérdida asciende a 56.000 empleos.

La Sociedad Nacional de Minería, Sonami, manifestó su preocupación por la caída de la ocupación en la minería, haciendo ver que en los últimos 12 meses la minería ha perdido 26.000 puestos de trabajo, respecto de marzo de 2015, pero que si la situación se compara con el peak de ocupación minera de septiembre de 2012, la pérdida asciende a 56.000 empleos.

“La minería es la actividad económica donde se manifiesta con mayor fuerza la baja en la ocupación”, planteó Álvaro Merino, gerente de Estudios de la entidad, a través de un informe en que se da cuenta que en el trimestre móvil febrero-abril de 2016 el empleo se redujo un 2,8% en el sector industria, un 4% en el rubro de electricidad, gas y agua, y un 11% en el sector minería, al compararlo con igual lapso de 2015.

En regiones del norte

Asimismo, el gerente de Estudios de Sonami hizo notar que en las regiones del norte del país el desempleo ha golpeado con inusitada fuerza. “Mientras en el país el último trimestre móvil febrero-abril de 2016 registra una tasa de desocupación de 6,4%, en Antofagasta alcanza el 7,9% y en Atacama se eleva a 9,2%. Estas dos regiones son eminentemente mineras, pues en Antofagasta el 56% del PIB es generado por la minería y en Atacama el 44%”, sostuvo, puntualizando que son estas regiones precisamente las que registran la más alta tasa de desempleo en Chile.

Respecto de un año atrás, la tasa de desocupación aumentó tanto en Antofagasta como en Atacama, en 1,3 y 3,1 puntos porcentuales respectivamente.

Efecto multiplicador

“Esperamos y confiamos en que no se seguirá profundizando la caída en el empleo en los próximos meses, al ritmo y velocidad  de lo ocurrido en los meses precedentes”, señaló Merino, para quien la contratación de trabajadores se manifestará con fuerza en la minería una vez que se reactive la inversión.

De hecho, por cada empleo directo en minería, se generan 2,5 a 3 empleos indirectos, “de modo tal que el impacto es muy relevante”, dijo el gerente de Estudios.

“Considerando el efecto multiplicador de la inversión minera, debemos dar un impulso robusto a esta importante variable, a través de la agilización de permisos y, más importante aun, despejando la incertidumbre. En este sentido, como país debemos precisar, en forma nítida y clara, sin ambigüedades, la dirección a seguir para el desarrollo de Chile, lo cual, por cierto, generará un mayor grado de confianza respecto del futuro. Para ello se requieren acuerdos amplios, en un horizonte de largo plazo, donde la estabilidad de las reglas es un factor crucial”, afirmó el representante de Sonami.

 

Comentarios

Conectate con