x

Las acciones que realiza Codelco para disminuir su consumo hídrico

La estatal se ha focalizado en mejorar el reúso de las aguas, mejorando la tasa de recirculación. También proyecta recurrir a la utilización de relaves espesados y a la desalación.

Álvaro Hernández, director de Recursos Hídricos de Codelco, conversa con Revista AGUA acerca de los principales retos en la eficiencia hídrica para la minería, destacando que el más importante es la existencia de una mayor competencia por el acceso al agua disponible; y un significativo aumento del costo del recurso hídrico al incorporar el agua de mar como fuente de abastecimiento. Advierte que “esto trae como consecuencia que, para lograr una adaptación a escenarios más desfavorables, el mejoramiento en el uso eficiente del agua también sea un desafío de la mayor relevancia”.

En ese contexto, el profesional destaca que la estatal “ha avanzado en forma muy significativa en eficiencia hídrica en las operaciones en la zona desértica, esto hace que la tarea de mejorar más sea mucho más difícil. Uno de los caminos es ser más atrevidos con la innovación, repensando y propendiendo a una minería más seca”.

Respecto a las operaciones que la minera posee en alta montaña, como es el caso de la División Andina, manifiesta que “a pesar de que eventualmente la disponibilidad de agua podría no ser un problema, sí se debe tener presente que para lograr una adaptación a una condición más frecuente de años secos o de escenarios de mayor competencia por el recurso, la opción más competente es la eficiencia hídrica, para lo que se debe desarrollar una cultura que releve la gestión del uso del agua”.

[Revisa nuestro Especial Agua y Minería]

Eficiencia hídrica

Álvaro Hernández destaca que “en Codelco existen operaciones que alcanzan tasas de recirculación superiores al 80%. Sin embargo, a nivel de consumo unitario se tienen indicadores diversos, determinados por el tipo de mineral (óxidos o sulfuros), la ubicación geográfica y la configuración de sus procesos productivos”.

Complementando lo anterior, relata que “el principal foco está en el consumo de agua en las plantas concentradoras, debido a que este proceso representa más del 60% del consumo de agua de una operación minera. Existe también una diferencia significativa, cuando existe o no, recuperación de aguas claras desde los tranques de relaves”.

Es así como destaca que “en Chuquicamata se han alcanzado consumos unitarios de 0,55 m3/t seca de mineral tratado, en los que se recirculan las aguas claras desde el tranque de relaves. En tanto, en las operaciones de la zona centro-sur destaca la gestión en uso del agua de División El Teniente, la que en los últimos diez años disminuyó su consumo unitario de agua desde 1,3 a 0,8 m3/t seca de mineral tratado. En el mediano plazo proyectamos tener homologados los indicadores de uso de agua en las concentradoras hasta el proceso de espesamiento de relaves”.

Acciones de la minera

El director de Recursos Hídricos de la estatal comenta que en materia de eficiencia del uso del agua, Codelco fundamentalmente se ha focalizado en mejorar el reúso del recurso, “mejorando la tasa de recirculación de las aguas usadas en los procesos, en base a la recuperación de aguas de enfriamientos, aguas residuales, aguas servidas, y principalmente, desde los relaves”.

Además “Codelco proyecta en alguna de sus operaciones la migración desde depositar relaves convencionales a relaves espesados, como también trabajar en el mejoramiento y modernización de sus procesos y en desarrollar una gestión que se focalice en un mayor control de los usos del agua para identificar oportunidades de mejoramiento”, señala Álvaro Hernández.

Por otra parte, “en el norte, donde ya no se cuenta con una disponibilidad de agua desde fuentes convencionales para cubrir las demandas de los proyectos de expansión, el agua de mar pasa a ser la opción que permite garantizar el suministro de agua, a pesar de su alto costo. Es por ello, que el proyecto Sulfuros Radomiro Tomic Fase II considera la construcción de una planta desalinizadora y sus respectivas obras de impulsión para elevar el agua a aproximadamente 3.000 metros de altitud”, comenta el ejecutivo.

Comentarios

Conectate con