x

Exponen dudas sobre el modelo EPCM en Seminario de Sonami

En la oportunidad se presentaron algunos resultados preliminares del estudio “Prácticas y desafíos en la gestión de proyectos de inversión”.

En el marco del seminario “Una nueva mirada a los proyectos de inversión: aprendizaje y desafíos para el próximo ciclo”, organizado por Sonami y la consultora Partners in Performance (PIP), fueron entregados los resultados preliminares del estudio “Prácticas y desafíos en la gestión de proyectos de inversión”.

A través de la investigación, explicó Alberto Salas, presidente de Sonami, se busca caracterizar las prácticas en ejecución de los proyectos de inversión de gran escala con el fin de identificar aprendizajes y líneas de acción que permitan a la industria dar un salto significativo.

“Esto es relevante para dar un nuevo impulso al sector, para mejorar la productividad y mantener la competitividad, lo que redundará en mayor crecimiento y empleo tanto para la industria como para el país. Mencionó de manera particular el empleo, porque en los últimos 12 meses se han perdido 41 mil empleos”, señaló Salas.

Federico Leighton, director de PIP, indicó que en la primera etapa del estudio se enfocaron en determinar las razones actuales detrás de la complejidad para materializar proyectos de inversión. En esta categoría se repiten argumentos como el modelo de contratación EPCM, las exigencias sociales, el fast tracking de las iniciativas y la falta de capacidades y recursos.

“Los proyectos no vienen fáciles, la mayoría están en revisión. Quizás sea un buen momento de una pausa, para reflexionar sobre qué se ha aprendido de los últimos proyectos y cómo podemos mejorar nuestras prácticas”, aseguró Leighton.

Panel de discusión

En el marco del seminario se realizó un panel de discusión en el que participaron Pablo Spinadel, director para Latam de PIP; Diego Hernández, CEO de Antofagasta plc; Paige Wilson, vicepresidente senior de Bechtel Minería y Metales; y Federico Leighton, director de PIP.

En este contexto, Diego Hernández recordó que a principios de los ’90, particularmente con la puesta en marcha de Escondida y hasta los últimos proyectos de un ciclo que termina con Collahuasi y Los Pelambres, se desarrollaron una serie de operaciones exitosas bajo la modalidad EPCM; sin embargo, a partir de 2005, el modelo “no resultó más; algunos ni siquiera alcanzaron su capacidad nominal”.

Según Hernández, una de las razones que explican lo anterior es que las primeras operaciones que se desarrollaron tenían leyes de mineral más altas, lo que permitió ocultar o mitigar imprecisiones, pero los proyectos que siguieron tuvieron menos margen para errores. Así, “creo que no se fue lo suficientemente riguroso, porque se venía de otro tipo de proyectos».

Pablo Spinadel, en tanto, indicó que el crecimiento explosivo de la cartera de proyectos no vino de la mano con la capacitación y no se cambió el sistema de gestión.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]