(El Mercurio) A través de diversas maneras, los gremios han manifestado su rechazo al proyecto de ley de reforma laboral que impulsa el Gobierno. La Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), en conjunto con el Círculo de Empresas de la Panamericana Norte (Cirpan), organizaron ayer el seminario “Los alcances de la reforma laboral: ¿Cómo deben prepararse las empresas?”, instancia en que participaron los presidentes de ambas organizaciones, Hermann von Mühlenbrock y Jorge Manríquez, respectivamente, además del ex ministro de Desarrollo Social y ex subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda.

En la cita, Von Mühlenbrock insistió en que la reforma laboral parte de un diagnóstico errado y que más que una reforma laboral, se trata de una modificación de carácter sindical. Sostuvo también que la iniciativa legal no aborda aspectos preocupantes, como la productividad y el empleo, y dentro de este último, la inserción femenina y de los jóvenes.

Respecto al reemplazo en huelga, el dirigente aseguró que todos los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) tienen reemplazo interno, salvo México, y que en muchos hay reemplazo externo.

El presidente de Cirpan, Jorge Manríquez, señaló que, ante la reforma, “tendremos que adoptar las medidas necesarias para salir adelante de este retroceso, tal como acostumbramos las empresas en tiempos de crisis”.

El ex ministro de Desarrollo Social y ex subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda, tras analizar el proyecto, advirtió que tendrá “un gran impacto en las pequeñas empresas, y lo esencial es que deja de tener al trabajador como sujeto de la relación laboral. Con la reforma, esa calidad se radicará en el sindicato”.