x

China realiza la mayor inyección de liquidez al mercado de los últimos tres años

El gobierno hace lo posible por reactivar la economía. Ayer anunció reformas para mejorar la productividad en los días previos al Año Nuevo chino. 

(El Mercurio) El Banco Popular de China anunció ayer una nueva inyección monetaria para el sistema financiero, que alcanza un total de 440 mil millones de yuanes (US$ 67 mil millones, equivalentes al 27,2% del PIB chileno), lo que representa su mayor movimiento diario de operaciones en el mercado desde febrero de 2013.

Este aumento de liquidez llega precedido de tres inyecciones que efectuó la semana pasada el gobierno del gigante asiático, y que básicamente buscan garantizar que las entidades de la segunda economía mundial dispongan de una mayor liquidez de cara a las vacaciones del Año Nuevo Lunar chino, que se celebran a partir del 8 de febrero.

El banco central canalizó el efectivo a través de dos tipos de acuerdo de recompra inversa (también conocidos como “repos”), un instrumento por el que se venden valores condicionados a un acuerdo para recomprarlos en una fecha posterior.

Paralelamente, el Presidente de China, Xi Jinping, adelantó que su gobierno pondrá en marcha reformas estructurales orientadas a mejorar la productividad de la segunda economía mundial. Esto, luego de que la semana pasada se conociera el PIB de 2015, que llegó a 6,9%, su nivel más bajo de los últimos 25 años.

El Mandatario instó a desarrollar planes específicos para hacer reformas por el lado de la oferta; es decir, para mejorar la capacidad productiva.

La bolsa asiática, que culminó sus operaciones diarias antes de que el gobierno tomara estas medidas, se vio sacudida por la incertidumbre respecto de cuál es la real situación de la economía, pero también por los bajos valores que viene mostrando el petróleo a nivel mundial. Ante este escenario, sus indicadores retrocedieron a mínimos de un año. El Shanghai, principal índice de la bolsa local, cayó 6,42% en el día, mientras que el Shenzhen, que agrupa a las empresas tecnológicas, descendió 7,12%.

El resto de las bolsas mundiales tuvo un panorama diferente. Las acciones europeas cerraron positivamente, a pesar de abrir con pérdidas, impulsadas por el rebote en el precio del petróleo. Esto se dio después de que el barril de crudo subiera a US$ 31 y los precios de los metales ganaran terreno por compras especulativas. El Ibex español cerró con un alza de 1,46%; el Dax alemán, 0,89%, y el EuroStoxx 1,03%.

Wall Street estuvo bajo esta misma dinámica. Ayer cerró con fuertes ganancias, registrando 1,78% en el Dow Jones, animado por la recuperación del petróleo y nuevos resultados empresariales mejores de lo esperado. La Bolsa de Santiago no estuvo fuera de este escenario. El IPSA, principal indicador, obtuvo un alza de 0,24%

Dólar bajo $720

En el mercado local, el dólar experimentó una caída de $2,40, al cotizar en $717,90. Tras el cierre de ayer, la divisa norteamericana acumula una apreciación de $7,9 en lo que va de 2016.

Parte de este descenso se explica por el repunte de 1,06% del cobre, que cotizó a US$ 2,041 en la Bolsa de Metales de Londres.

Ayer, incluso, el Banco Mundial redujo sus proyecciones para el precio del cobre, ubicándolo en US$ 2,26 promedio la libra para 2016. Estas estimaciones suponen un recorte para el precio de la principal exportación de Chile, ya que en octubre el organismo internacional esperaba un precio de US$ 2,60 la libra.

Apertura china

Luego del desplome de ayer en los principales indicadores bursátiles chinos, en la apertura de hoy (madrugada en Chile) el Shanghai y el Shenzhen abrieron con alzas moderadas, de 0,23% y 0,44%, respectivamente. No obstante, al cierre de esta edición, ambos índices marcaban retrocesos de 1,31% y 2,57%.

22,3%

es la caída que registra el Shanghai, principal indicador  de la bolsa de China, desde que comenzó el año hasta el cierre de ayer.

3,79%

es el retroceso del IPSA,  principal indicador de la bolsa de Chile, desde que comenzó el año hasta el cierre de ayer.

Director del INE chino acusado de corrupción

El comité de investigación anticorrupción del Partido Comunista Chino abrió una investigación contra el director de la Oficina Nacional de Estadísticas, Wang Baoan, por supuestas “violaciones de disciplina”, eufemismo que se utiliza para la corrupción.

El comunicado se entregó luego de que Wang ofreciera una rueda de prensa en Beijing y defendiera la solidez de la economía china. Wang, de 52 años, fue viceministro de Finanzas desde 2012 hasta 2015, año en que asumió el cargo de director. El implicado fue quien presentó los datos del PIB en 2015, en donde reveló que China creció un 6,9%.

Comentarios

Conectate con