Diputados aprueban $146.008 millones para el Ministerio de Energía

La partida presupuestaria, que presenta un crecimiento global del orden de 9,7%, considera dineros para la Subsecretaría de Energía, la Comisión Nacional de Energía, la Comisión Chilena de Energía Nuclear y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles.

Un total de $146.008 millones fueron aprobados por la Sala de la Cámara de Diputados para el Ministerio de Energía, cartera que vio crecer su presupuesto en un 9,7%, en comparación al año 2015, y que contempla recursos para la Comisión Chilena de Energía Nuclear, la Subsecretaría de Energía, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles y la Comisión Nacional de Energía.

Durante la tramitación de la partida presupuestaria, desde el Ejecutivo se explicó que el Estado no sólo tiene programas en materia de energía en esta cartera, sino que existen recursos importantes que se encuentran en distintos Ministerios (Interior, Medioambiente, Economía, Vivienda y Urbanismo, Desarrollo Social y Agricultura) que son ejecutados vía transferencias por Energía.

Se recalcó que, si bien los programas con mayor aumento corresponden a los sociales, el 44% del presupuesto, esto es, $64.000 millones, se destinarán al subsidio del gas mediante la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), según se consigna en la nota publicada por la Cámara.

Entre las prioridades de esta Secretaría de Estado para 2016, se informó el cumplimiento de los objetivos trazados en la Agenda de Energía y el fortalecimiento del desarrollo institucional de la cartera, así como el robustecimiento de los programas sociales y el decidido impulso a la inversión privada (a consecuencia de lo cual el sector energía superará a la minería en materia de inversión).

Se destacó que existen $8.900 millones comprometidos para desplegar territorialmente al Ministerio (con seremías en todas las regiones del país); estudios para la reforma legal en las áreas de eficiencia energética y manejo de cuencas y programas de apoyo a los municipios para el desarrollo de sus planes de gestión de energía.

Asimismo, se especificó que los programas sociales aumentan en un 92%, si se considera la reconstrucción de viviendas en el norte y Valparaíso con paneles y colectores solares; el programa de electrificación rural y social (se estima que 20.000 familias no tienen todavía energía eléctrica), donde el año pasado se beneficiaron 3.100 familias y este año serán 3.000 más; la electrificación de diez islas en Chiloé, que favorecerá a 750 familias; el recambio de 62.000 luminarias del alumbrado público por otras más eficientes en 82 municipios; 29 proyectos de techos solares públicos; 76 centros de acopio para leña (20% de la energía que se utiliza en nuestro país obedece a este combustible), con el compromiso de que se consuma leña seca; y el programa de recambio de ampolletas (a partir de diciembre de este año no podrán comercializarse las incandescentes o tradicionales sino sólo las LED o eficientes, por lo que el total de estos programas sociales asciende a $25.327 millones.

Refiriéndose a otro ámbito, se informó que el aporte a la Enap, destinado a financiar el precio del gas en Magallanes experimenta un incremento de 15,3%. Sin embargo, advirtieron, que estos recursos no sólo dificultan la entrada de otras fuentes de energía a esta región, sino que tampoco contribuyen a un buen uso de ella. Además, se sostuvo que este aporte es regresivo, porque mientras más gas se utiliza más dinero se subsidia.

Sobre el punto, el Gobierno anunció que se conformará una Comisión Regional de Desarrollo Energético, que estará integrada por diecinueve personas, será presidida por el intendente regional y tendrá como secretario ejecutivo al Seremi de Energía. Esta instancia deberá elaborar una propuesta para establecer un sistema de subsidio al gas más equitativo, que fomente el desarrollo de nuevas fuentes de generación de energía y contribuya a promover un uso adecuado de ella.

Se anunció que se ingresará, próximamente, un proyecto de ley para transformar la madera en combustible sólido y reforzar la fiscalización de la SEC en este punto. Se recordó que la leña con más de 14% de humedad es dañina, por lo que se requieren programas de apoyo a su secado y para reponer o sustituir los artefactos domiciliarios basados en este combustible.

Instituciones dependientes

Para la Subsecretaría de Energía se destinó un total de $117.835 millones. De estos recursos, se destinan dineros para la propia institución, por $80.517 millones, con un crecimiento de un 11,6%; para el Programa de Apoyo al Desarrollo de Energías Renovables No Convencionales, por $10.024 millones, con una baja del 26,7%; Programa de Energización Rural y Social, por $7.869 millones, con un aumento de 46,1%; y el Plan de Acción de Eficiencia Energética, por $19.423 millones, con un crecimiento de 56,7%.

Entre los recursos de la Subsecretaría se contemplan, como transferencias, dineros para la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnología, por $155 millones; para la Empresa Nacional del Petróleo, por $64.759 millones; para el programa de Prospectiva y Política Energética y Desarrollo Sustentable, por $384 millones; y para la Agencia Internacional de Energía, por $56 millones.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) contará con dineros por $5.387 millones, lo que representa un incremento presupuestario del 2,2%, en comparación al año 2015.

El Gobierno explicó que el crecimiento que experimentará la CNE en 2016 obedece a la realización de estudios asociados a procesos tarifarios cuadrienales; al análisis del valor agregado de distribución (VAD); y a factores adicionales, como el plan de expansión anual y la evaluación de la rentabilidad de las empresas distribuidoras de gas.

A su vez, la Comisión Chilena de Energía Nuclear contará con dineros por $10.849 millones, lo cual significa una disminución presupuestaria del 9,2%. Desde el Ejecutivo aseguraron que el decremento presupuestario de esta Comisión se debe a que el año anterior se construyó un laboratorio de meteorología que concentró los recursos de inversión. En todo caso, se recalcó que la disminución de recursos no implicará para 2016 dificultades de operación.

Finalmente, para la Superintendencia de Electricidad y Combustibles se destinó un total de $11.936 millones, lo cual implicó una reducción de 2,9%, en relación a 2015.

Comentarios

Conectate con