x

Aratirí reserva nuevos padrones para exploración

El conjunto económico Aratirí solicitó a la Dirección Nacional de Minería y Geología la servidumbre minera y permiso de explotar sobre 51 padrones en tres departamentos del país.

(Portal La República) Aratirí, que todavía negocia con el gobierno para la instalación de un proyecto minero de hierro en Valentines, solicitó ahora servidumbre mineras y permisos de explotación sobre 51 padrones de los departamentos de Rocha, Lavalleja y Treinta y Tres. La presentación de estas solicitudes ocurre a poco más de un mes de que concluya el plazo para llegar a buen puerto las negociaciones entre el gobierno y dicha empresa para la explotación del mineral de hierro.

Las servidumbres mineras son permisos de ocupación temporaria o permanente para la exploración. Mediante este procedimiento se habilita al el reconocimiento del subsuelo por medio de sondeos y perforaciones, comprendiendo el emplazamiento y circulación de máquinas, instalaciones, vehículos, instalación de viviendas provisorias, la toma de agua necesaria para los trabajos y consumo del personal, el tendido de líneas de trasmisión eléctrica, de cintas transportadoras, de instalación de depósitos y almacenes, y, en general, las necesarias para la ejecución de la actividad minera.

El pedido de servidumbre abarca 41 padrones del departamento de Rocha, 10 padrones en el departamento de Treinta y Tres, y otros 10 en el departamento de Lavalleja, y en comunicado aparte se solicita el permiso de explotación sobre esos mismos padrones.

La solicitud fue publicada en los medios de prensa, y no especifica si se trata de nuevas prospecciones o de los padrones que se destinarían para el mineroducto que se había propuesta en la primera presentación del proyecto minero en Valentines.

El pedido de explotación en 51 padrones, refiere a yacimientos de Clase III (yacimientos de sustancias minerales metálicas y no metálicas).

La solicitud en la prensa nacional fue realizada este viernes, y ahora hay un plazo de días hábiles para la reclamación de otros interesados o de los propietarios de los inmuebles incluidos en la solicitud.

Pleito en la Justicia

En tanto la Justicia debe decidir sobre la apelación presentada por la minera Zamin Ferrous (Aratirí) al fallo que obligó al Ministerio de Industria, Energía y Minería a brindarle información sobre su proyecto minero en la zona de Valentines a un integrante de una organización ambientalista a mediados de setiembre pasado.

El integrante de la organización Uruguay Libre, Victor Bacchetta, inició el año pasado un juicio para que el Ministerio de Industria le brinde información sobre la propuesta de Aratirí, que actualmente se encuentra en “stand by”.

A fines de 2014, el juez Martínez dio la razón a Bacchetta y obligó al Ministerio de Industria a proporcional información.

El fallo fue ratificado por el Tribunal de Apelaciones Civil de 3er Turno.

Mientras que el miércoles 9 el juez Martínez rechazó un pedido del Ministerio de Industria y Aratirí de “reservar información”.

Ante esta decisión, la ministra de Industria, Carolina Cosse, dijo que su cartera había entregado dicha información a la justicia en un sobre lacrado, y que el juzgado tiene ahora la información completa. “Aratirí no fue como el TISA”, dijo entonces la ministra en referencia al secreto que rodea la negociación del tratado de libre comercio de servicios. Tras esa entrega de toda la documentación, la minera apeló el fallo.

Extensión del plazo

En tanto el presidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay, Ignacio Otegui, se pronunció por extender el plazo para la negociación con Aratirí. En una entrevista en LA REPÚBLICA a mediados de setiembre dijo que habría que dar otra oportunidad al proyecto minero, “es importante evaluar con sentido pragmático un proyecto tan significativo”, dijo Otegui. El empresario sostuvo que si se controla el cumplimiento de los requerimientos ambientales, el proyecto de Aratirí “generará ingresos muy relevantes para rentas generales”.

Recursos

El proyecto original de explotación del hierro implica la extracción de 18 millones de toneladas por año en un plazo de entre 15 y 20 años en los yacimientos de la zona de Valentines (Treinta y Tres) con una inversión cercana a los 2.770 millones de dólares. Sin embargo a fines del año pasado la minera presentó otro proyecto de menor porte sin la construcción del mineroducto, sino exportando el hierro a través del puerto de Montevideo.

Comentarios

Conectate con