Dueño de Tamarugal ofrece plan de pago a diez años para evitar quiebra

Reestructuración de deuda contempla además la continuidad de giro de Agrícola y Exportadora Campillay. Pasivos suman US$140 millones y la idea es fortalecer los directorios.

(Pulso) Un plan de pago a diez años de la totalidad de la deuda, que asciende a US$140 millones, presentó recientemente el empresario de la provincia de Huasco, Omar Campillay, en el marco de un plan de reestructuración de pasivos para sus empresas: Agrícola Campillay, Exportadora Campillay y Transportes Tamarugal.

Esta última, una de las más grandes flota de camiones ligados a la minería, enfrenta un juicio de solicitud de quiebra presentado por diversos acreedores.

El proceso de reestructuración de pasivos del Grupo Campillay asciende a US$140 millones, siendo la causa observada por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento con el monto más alto.

Según el detalle de las propuestas, el grupo terminaría de pagar la totalidad de los pasivos en 2024. Esto, en línea con un plan que contempla la solicitud de la continuidad de giro para sus empresas y la conformación de gobiernos corporativos.

Otra de las propuestas sería fortalecer los gobiernos corporativos, creando directorios con cinco miembros. El escrito, presentado por los abogados José Antonio Urrutia y Cristián Gandarillas, plantea estas nuevas estructuras para Transportes Tamarugal y Agrícola Campillay.

Además, para dar continuidad a las operaciones normales de Transportes Tamarugal, la actual administración de la compañía ha tomado contacto con los proveedores a fin de obtener su compromiso en la continuidad. Ello, en la medida que se mantengan las ventas, las líneas de crédito y las provisiones de bienes por un plazo de al menos tres años.

Al 30 de abril de 2015, Transportes Tamarugal mantenía pasivos por un monto de $80.753 millones con aproximadamente 500 acreedores, por distintos conceptos: leasing, créditos con empresas de factoring, créditos bancarios, líneas de créditos y proveedores.

El fuerte impacto por la caída de los commodities, la disminución y suspensión de proyectos mineros en el norte, que representaban cerca del 25% de las ventas de la empresa y la quiebra del proyecto minero Hierros de Taltal explican en gran medida la actual situación de insolvencia de Transportes Tamarugal.

Aluviones

La situación de estrechez financiera de Agrícola Campillay y Exportadora Campillay es tan delicada como la que vive Transportes Tamarugal.

Actualmente Agrícola Campíllay, al igual que las demás empresas del rubro agrícola del grupo, tiene dificultades para pagar sus obligaciones debido a que existe un desfase entre sus ingresos y sus pasivos de corto plazo, lo que se explica fundamentalmente por el aluvión sufrido en la zona durante el mes de abril de 2015. El impacto, reportó la firma, fue de una pérdida de más de 300.000 cajas de uva de la temporada 2014-2015, que no pudieron ser cosechadas ni exportadas.

Comentarios

Conectate con