x

Céspedes: «Pese a turbulencias bursátiles, China tiene un alto potencial de crecimiento para nuestros productos»

El gigante asiático se está moviendo hacia una economía de mayor consumo interno, donde productos chilenos -como los alimentos- tienen una tremenda oportunidad, afirma el ministro de Economía desde Shanghai.

(El Mercurio) Esta semana el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, estuvo en el epicentro mismo del shock bursátil global: Shanghai. Durante su participación en el Chile Week, que se realiza en esa ciudad para promover inversiones y el comercio con China, tuvo la oportunidad de visitar la bolsa local, la misma que cayó 16,6% entre el lunes y ayer miércoles, afectando la economía de todo el planeta.

Céspedes dice estar tranquilo, ya que, afirma, nuestro país está preparado para estas turbulencias. «Es una situación que estamos y seguiremos monitoreando, pero lo importante es que Chile está preparado. Tenemos cuentas externas sanas, incluso con un pequeño superávit en el último dato y también tenemos ahorros en los fondos soberanos que, de ser necesario, permitirían enfrentarlo desde el punto de vista fiscal», explica.

-¿Qué tan preocupante ve usted la situación de China?

«Primero hay que decir que, pese a todo lo que estamos viendo, la economía china tiene un alto potencial de crecimiento para nuestro productos. Es ya el principal socio comercial, pero el intercambio puede crecer mucho más. Ello, tomando en consideración que China se va a mover hacia una economía de mayor consumo. Por lo tanto, aquellos productos que nosotros producimos en esa línea, alimentos entre otros, tienen un tremendo potencial».

-Hoy exportamos a China principalmente cobre, ¿hay que mirar más allá?

«Absolutamente. La economía china ha tenido distintas etapas. Una primera muy importante fue de expansión de infraestructura, en la cual nuestra economía se ha visto beneficiada. Pero cuando pasa a una etapa de mayor consumo interno, hay nuevas oportunidades. Hay que dejar de pensar en China solo como consumidor de cobre».

-Pero, ¿hay riesgos de que China se desacelere incluso más?

«Esa es una situación que estamos monitoreando. Y, en ese sentido, hemos dicho muy claramente que, al ser nosotros una economía que fija sus políticas base al largo plazo, tenemos un resguardo, por ejemplo, en lo que significa los ingresos del cobre en las arcas fiscales. Tener una política basada en la regla del balance estructural nos permite estar más tranquilos que por el lado fiscal».

«Pero, al mismo tiempo, es precisamente esta coyuntura la que nos reafirma la necesidad de potenciar la complementación en otras áreas. Y, con el tipo de cambio alto, nuestro sector exportador está en mejores condiciones, por lo que es un buen momento para estimular a nuestras empresas, principalmente las pymes, a exportar».

-Por otro lado, ¿cuál es el balance que usted hace de la imagen de Chile en el exterior, cuando internamente el debate sigue crispado por las reformas?

«Lo que hemos tenido es una constante en cada una de las experiencias vividas fuera de Chile: la constatación de la confianza de los inversionistas extranjeros en nuestra economía. Las cifras de inversión extranjera del año pasado fueron muy claras respecto de esto, con un incremento muy significativo. Y la razón de esto es básicamente la confianza de que el nuestro es serio y un país que hoy con condiciones externas menos favorables y donde vemos mayores grados de riesgo en la economía mundial, tenemos una economía sana».

-¿Cómo explica usted esa diferencia entre cómo se ve Chile dentro y fuera del país?

«Yo creo que hemos tenido un debate que no ha sido todo lo constructivo y propositivo que podría ser. Ese es un desafío que tenemos como país. Y nosotros, como gobierno, hemos reconocido que tenemos que trabajar en fortalecer los niveles de confianza para recuperar la inversión privada. La Presidenta ha sido muy clara en que el crecimiento económico es un elemento central para nuestra estrategia. Y, en ese crecimiento, la inversión privada juega un rol primordial».

-¿Cómo se refleja eso en señales concretas?

«Ha habido. El ministro de Hacienda ha dicho que vamos a simplificar la reforma tributaria, que ha sido uno de los aspectos discutidos. Ahora lo que tenemos que hacer es avanzar en esa línea, en un diálogo mucho más constructivo y propositivo».

-Se anunció un proyecto tributario, pero, en paralelo, se sigue tramitando la reforma laboral, y los privados critican que no hay apertura a conversar. ¿Qué le parece que la Amcham haya apuntado a esta iniciativa y haya dicho que incluso las inversiones pueden buscar otros destinos con leyes menos rígidas?

«Lo que hemos visto en Chile en inversión extranjera es un crecimiento y valoración respecto de los desafíos que tenemos como país… Y la competitividad también pasa por construir mayor productividad del trabajo a nivel de empresa y eso parte de la reforma».

-¿No ve una señal de alerta?

«Hemos dicho que las reformas que estamos impulsando son necesarias para el crecimiento y un mayor grado de inclusión y mayor estabilidad en nuestro país».

-¿Eso pasa por hacerle mejoras al proyecto?

«Como gobierno hemos dicho claramente que estamos abiertos a ir perfeccionando el proyecto en la medida que podamos tener una reforma que cumpla con los objetivos planteados».

-¿Con reemplazo de trabajadores en caso de huelga?

«Los ministros de Hacienda y del Trabajo están trabajando en las distintas alternativas».

-¿Qué lectura hace usted del «realismo sin renuncia», planteado por la Presidenta? ¿Usted es más bien realista o está entre quienes no quieren renunciar?

«No hay distintos bandos. Lo que hay es un gobierno que tiene un compromiso con una agenda transformadora. Al mismo tiempo, la Presidenta ha sido muy clara en que es necesario jerarquizar y que hay implementaciones con gradualidades que son necesarias y, de hecho, son parte del diseño de las reformas».

-Las reformas han incidido en el menor crecimiento del país…

«Esa es una afirmación de la cual yo discrepo. El último reporte del FMI nos dice que hemos enfrentado un escenario externo menos favorable que explica de forma importante las menores tasas de crecimiento. Pero no perdamos de vista que el Gobierno también ha dicho muy claramente que aquí tenemos la tarea de recuperar los niveles de crecimiento de nuestra economía y para eso es fundamental recuperar la inversión privada. Pero decir que las reformas son responsables del menor crecimiento me parece poco serio».

-El mismo informe del FMI revela que la incertidumbre que ha generado el debate es un factor…

«Lo que el FMI ha dicho es que precisamente cuando uno lleva a cabo reformas como las que estamos haciendo, efectivamente se van a generar debates y un desgaste en la discusión, lo que tiene un impacto en los niveles de confianza».

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]