Por 22 votos Senado aprueba idea de legislar de la reforma laboral

Senadores de oposición votaron en contra de la iniciativa.

(La Tercera) Por 22 votos a favor, 14 en contra y ninguna abstensión, se aprobó ayer en el Senado la idea de legislar del proyecto de reforma laboral.

Tal como se anticipaba, los senadores de la Nueva Mayoría dieron el respaldo a la iniciativa y durante la sesión fustigaron duramente a sus pares de oposición que optaron por rechazar el proyecto en general.

Así, ahora se abrió el plazo para presentar indicaciones al proyecto, el que vence el próximo 7 de septiembre al medio día.

Durante el debate se extrapolaron las posturas y la oposición dejó en claro que consideran esta reforma una mala iniciativa y, por lo mismo, no estarán disponibles para llegar a un acuerdo, ante la mala experiencia que representó la reforma tributaria.

Y si bien la Nueva Mayoría votó a favor de la iniciativa, las posiciones al interior del conglomerado de gobierno están lejos de permitir un acuerdo en torno a una de las materias más importante del proyecto: el no reemplazo en huelga. Es más, no son pocas las voces que ven improbable llegar a un consenso de cara al ingreso de indicaciones a comienzos del próximo mes, como pretende el Ejecutivo.

De hecho, la presidenta del PS, Isabel Allende, hizo durante el debate una férrea defensa de lo que considera en este punto el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados. “Nosotros no estamos por el reemplazo ni con trabajadores internos ni externos, creemos en una huelga efectiva y por eso creemos que es necesario entregar ese instrumento”, dijo. Punto que fue reafirmado posteriormente por el senador Carlos Montes.

En tanto, el senador PPD, Ricardo Lagos Weber, cuestionó a los parlamentarios de derecha que citaban a un grupo de economistas de la Nueva Mayoría que se mostraba a favor del reemplazo interno en huelga, para negarse a votar en contra de la idea de legislar, pero no descartó dejar el espacio a negociar en esa y otras materias durante la discusión en particular. “Acotemos los servicios mínimos, la adaptabilidad laboral, cuan efectiva tiene que ser la huelga. (…) Va a haber espacio para poder despejar muchas inquietudes, pero lo que no va a ocurrir es que tengamos una legislación laboral que no va a cambiar lo sustantivo: la forma cómo distribuimos los frutos del crecimiento de Chile”, señaló.

Desde la DC, el senador Andrés Zaldívar hizo un llamado a elaborar una ley que “realmente reconozca los derechos de los trabajadores a su negociación colectiva”, pero que ésta “no sea una amenaza”. De acuerdo al parlamentario, “esta legislación no es para destruir las empresas; los trabajadores ser ían insensatos de tratar de obtener una legislación para destruirse su propia fuente de trabajo. Entonces, hagamos la cosas en serio, tengamos una discusión constructiva”, añadió.

El senador Pedro Araya es uno de los senadores falangistas -junto a Carolina Goic y Manuel Antonio Matta- que tiene una posición contraria a la que plantea al interior de la colectividad el ex ministro del Interior, junto a Patricio e Ignacio Walker. Por ejemplo, se muestra partidario que el Ejecutivo regule el concepto del no reemplazo del “puesto de trabajo” considerado en el actual proyecto. “No me queda tan claro que al aplicar el concepto se hace efectiva la huelga. El concepto de puesto de trabajo como está planteado puede permitir subterfugiamente hacer reemplazo y creo que es una ventana que hay que cerrar”.

Por lo pronto, en la única materia en que hay cierto nivel de consenso al interior de la Nueva Mayoría -preocupación compartida con la oposición- es en establecer un reglamento distinto para las micro y pequeñas empresas.

La ministra del Trabajo, Ximena Rincón, destacó la aprobación y advirtió que las indicaciones se discutirán en el seno de la comisiones de Trabajo y Hacienda del Senado.

Comentarios

Conectate con