x

Remuneraciones y aumento de personal han impulsado alzas de costos mineros

Precio del cobre y mayores costos redujeron los márgenes de esta industria desde 48% a 22%.

(El Mercurio) Entre 2005 y 2014 los costos operacionales de la minería han aumentado 141%, pasando de 90 centavos de dólar por libra a 217 centavos de dólar el año pasado. Lo anterior, implica que los costos registraron alzas promedio de 10% anual, que sumadas a un menor precio del cobre impactaron los márgenes operacionales de la minería. Estos últimos pasaron de 48% a 22% en el período, según información de Cochilco.

El ítem trabajo, que considera tanto el aumento de trabajadores como el alza en las remuneraciones tanto propias como de empleados contratistas, ha jugado un papel fundamental en el incremento de los costos operacionales, más conocidos como costo neto a cátodo o C3. Este es el costo total de producción, deduciendo créditos por ventas de subproductos.

En la última década, 38 centavos de dólar del incremento total de los costos se explican por insumos, electricidad y combustibles, y trabajo. Este último representa el 60% de esa suma (ver infografía). En tanto, en el total representa un 21%, según el informe de la entidad que lidera Sergio Hernández.

Otros factores que inciden en el avance de costos en la minería son la depreciación, los gastos materiales y la disminución de la ley de mineral, esto es, el porcentaje de cobre que se obtiene de cada tonelada que se extrae de los yacimientos.

Según el documento de Cochilco, los costos C1 -que incluyen créditos por subproductos y descuentan la depreciación- mantienen la misma tendencia de los costos operacionales mencionados anteriormente, pasando de 51 centavos de dólar por libra en 2005 a 162 centavos en 2014.

Fin del superciclo

Hoy la prioridad para la mayoría de las grandes empresas es disminuir costos, considerando que ya es un hecho el fin del superciclo del cobre y, por consiguiente, de los grandes márgenes operacionales. A esto se suma la pérdida de productividad del sector.

En el caso de la mediana y pequeña minería, la gran mayoría opera hoy de manera sumamente ajustada, e incluso algunas han presentado una situación de caja compleja, insolvencias o cambios de propietarios.

Algo no muy distinto enfrentan algunas faenas de las grandes mineras. Unas cuantas han salido a la venta o han paralizado proyectos porque las condiciones actuales las dejan fuera de mercado.

En la industria hay consenso en que durante los años en que el precio del metal presentaba valores altos, pocos actores tuvieron una visión de largo plazo para planificar qué pasaría cuando esta bonanza terminara. Por eso actualmente en las compañías existe urgencia de realizar estas tareas, cuando el escenario local y externo enfrenta importantes niveles de desaceleración.

Ayer, el cobre cerró en US$ 2,27 por libra. El metal acumula una caída de 21,27% en el año. Sin embargo, el dólar, que presenta valores cercanos a $700, ha compensado en parte estas bajas, considerando que la industria recibe casi el total de sus ingresos en esta divisa.

Menos ingresos para el fisco

La caída del cobre también afecta las entradas del fisco. Según estima Gustavo Lagos, experto en la materia de la U. Católica, si el precio del metal se mantuviera en US$ 2,40 por libra por el resto del año, el promedio anual sería de US$ 2,52 por libra. Esto significaría un aporte cercano a US$ 1.100 millones al fisco por parte de Codelco -en el primer trimestre generó excedentes por US$ 312 millones-, y de US$ 1.030 millones por parte de las mineras privadas. El Presupuesto 2015 estimó un aporte de la minería por US$ 4.777 millones, descompuesto en US$ 2.039 millones de Codelco, y US$ 2.738 millones de los privados. Para este año se estimó el Presupuesto con un precio en torno a los US$ 3,07 por libra, por sobre la realidad actual.

Comentarios

Conectate con