x

Valente: tipo de cambio alto puede perdurar y hace necesario redirigir exportaciones

Los mercados latinoamericanos que ganaron protagonismo en la última década hoy se ven débiles. EE.UU., Corea del Sur y China son atractivos para rubros no tradicionales, dice.

(El Mercurio) La debilidad de la economía China y su efecto en un menor precio del cobre, así como la proximidad del alza de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, son los factores externos que a mediados de junio llevaron a Econsult a vaticinar que el tipo de cambio debía subir en el corto plazo desde $640 a niveles de $680-$690.

El pronóstico se está cumpliendo, dice José Ramón Valente, socio de Econsult. Independientemente de que siga escalando un poco más, su percepción es que “la tendencia a mantener un tipo de cambio alto se ve que puede perdurar, a diferencia de lo que ocurrió en 2009 cuando la paridad cambiaria subió y luego descendió rápidamente”.

Si bien algunos analistas estiman que el precio del cobre puede repuntar, no está en los cálculos de Valente, quien apuesta a la debilidad de la economía china que estaría creciendo este año por debajo del 7% proyectado por las autoridades de ese país. Más que en la cifra oficial de crecimiento, el economista ve la señal de debilidad en la caída de los precios de commodities como el hierro y cobre a causa de la menor demanda de esa economía, e incluso en el precio de la leche en polvo, que hace 24 meses se cotizaba en US$ 5 mil la tonelada y ahora llega a US$ 1.800.

Los exportadores chilenos de productos no tradicionales (vino, salmón, frutas frescas) van a tener que tratar de cambiar de destinos, especialmente hacia mercados cuyas monedas están más cercanas al dólar, porque ahí hay ganancias de competitividad, agrega. Además de EE.UU., menciona a Corea del Sur y China. En tanto, los mercados latinoamericanos que ganaron protagonismo en la última década hoy crecen menos y tienen una moneda más depreciada que el peso chileno.

Sofofa: baja es generalizada en los mercados de envíos

Una caída de 12,6% registró el monto de las exportaciones industriales durante enero-junio en comparación con el primer semestre de 2014, descenso que destaca Marcela Urrutia, analista senior de la gerencia de Estudios de Sofofa.

A diferencia del año pasado, en que la apreciación cambiaria fue un factor positivo en el incremento de 6,8% del monto que exportó el sector, durante este año no se ha visto un efecto significativo, dice. En el primer semestre frente a igual período del año previo, los envíos a Europa cayeron 21,5% luego de crecer 3,3% en 2014; a Japón bajaron 23,5% tras un aumento de 11,2% y a Estados Unidos cayeron 6,5% luego de aumentar 16,3% en 2014.
Los precios de los principales commodities han incidido parcialmente en una caída de las exportaciones industriales.

Caen los embarques silvoagropecuarios

En 2014, las exportaciones silvoagropecuarias subieron 3,4% por aumento en el rubro forestal y leve incremento en el sector agrícola, principalmente frutas. En el primer semestre de 2015 presentan una caída de 11% respecto a igual período del año anterior.

Aunque el desempeño depende de los rubros y especies, en las exportaciones de frutas se han visto -a grandes rasgos- menores precios en los mercados externos, por una abundancia relativa de oferta y en parte por menor calidad de la fruta, detalla Ema Budinich, gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA). Algo similar se observa en vinos (-6%) y carnes blancas (-5%), pero con aumentos de 2% y 18%, respectivamente, en la cantidad exportada.

Asimet ve deterioro en las economías vecinas

Aproximadamente el 70% de los productos metalúrgicos y metalmecánicos nacionales se exportan a países latinoamericanos, donde el menor dinamismo de estas economías ha resentido al sector. Según cifras de Asimet, las exportaciones del rubro, excluida la chatarra, sumaron US$ 948 millones en enero-mayo, cifra 31,9% inferior al monto de envíos en igual lapso del año previo.

Perú, Brasil y Argentina concentran un tercio de las ventas del sector al mercado externo, con productos como cajas de cambio para vehículos o bolas de molienda para minería.

El gremio considera positiva el alza en el valor del dólar, porque desincentiva la importación de productos que compiten con la industria nacional y mejora el retorno en pesos de las exportaciones.

Comentarios

Conectate con