Antofagasta plc informó que llegó a un acuerdo con la empresa Barrick Gold Corporation para la adquisición del 50% de Compañía Minera Zaldívar Limitada, una minera de cobre ubicada en el norte de Chile. Adicionalmente, el Grupo Antofagasta será el operador de la mina Zaldívar.

La adquisición considera un pago de US$1.005 millones, de los cuales US$ 980 millones se pagarán al cerrar la transacción y el resto a través de pagos anuales de US$5 millones cada uno, por cinco años, a partir de 2016. Este negocio se verá reflejado inmediatamente en las utilidades y flujo de caja de Antofagasta plc, una vez cerrada la transacción.

Zaldívar es una mina a rajo abierto que produce cobre por lixiviación en pilas, con más de 20 años en operación. En 2014, Zaldívar produjo aproximadamente 100 mil toneladas de cobre fino, a un costo de caja neto de US$1.79 por libra, y generó un ingreso antes de impuestos de US$244 millones.

Cómo informó previamente Barrick, al 31 de diciembre del 2014 Zaldívar tenía reservas probadas y probables de 2,5 millones de toneladas de cobre, lo que significa una vida de las reservas de aproximadamente 14 años, además de potencial para exploraciones. A la misma fecha, Zaldívar contaba con activos brutos por un total de US$ 1.400 millones.

Según Diego Hernandez, CEO de Antofagasta plc, “esta transacción está en línea con nuestra estrategia de concentrarnos en el negocio minero de cobre y representa una oportunidad única para adquirir una operación ya establecida y con bajos costo de producción en Chile, la que genera un fuerte flujo de caja”.

“Estamos entusiasmados con la idea de establecer una colaboración con Barrick en Zaldívar. Juntos creemos que estamos en una buena posición para mejorar el valor de largo plazo de este yacimiento, a través de nuestras mejores prácticas colectivas. Estamos muy contentos con los trabajadores de Zaldívar y esperamos colaborar con ellos. Esperamos poder explorar otras oportunidades para trabajar en conjunto con Barrick en el futuro”, señaló Hernández.

Por su parte, Kelvin Dushnisky, Co Presidente de Barrick, aseguró que “estamos contentos de haber logrado un acuerdo con el socio ideal para Zaldívar. Antofagasta tiene una historia extraordinaria como operador y constructor de minas en Chile y vemos este acuerdo como el primer paso en una sociedad de colaboración hacia el futuro”.

Por su parte, Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals, destacó la importancia de agregarle nuevas operaciones al Grupo Minero. “Esta adquisición es un paso clave para aumentar nuestra producción y seguir creciendo para lograr un millón de toneladas por año. Refleja además nuestra confianza en el negocio minero, en nuestras capacidades como compañía y en Chile, porque es una inversión importante, con una mirada de desarrollo de mediano y largo plazo”, expresó.

La adquisición está sujeta a la aprobación regulatoria usual y debería cerrar a finales del 2015.

En lo financiero, Citi actuó como asesor, mientras que Cassels Brock & Blackwell LLP y Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados fue los asesores legales de Antofagasta para la transacción.