x

Economía chilena se habría contraído y amenaza con llevar a 2% PIB de 2015

Consultora inglesa Capital Economics proyecta una caída del producto de 0,4% en abril-junio contra enero-marzo desestacionalizado. Agentes locales refrendan esa tendencia y advierten que crecimiento este año arriesga a no superar el de 2014.

(Pulso) Los brotes verdes en la economía chilena mostraron ser sólo pasajeros. No sólo el Gobierno y los agentes locales han recortado la proyección de crecimiento del país para este año, sino también los organismos multilaterales y bancos extranjeros.

Ayer la consultora británica Capital Economics se sumó a este pesimismo, al asegurar que el PIB se habría contraído 0,4% en el segundo trimestre en comparación con el primero, ajustado por estacionalidad. Este fuerte enfriamiento del período abril-junio pone cuesta arriba lograr incluso que la economía se expanda en 2015 2%, con lo cual se abre un claro riesgo de que prácticamente no haya recuperación y se repita la mala performance del 2014, en que el crecimiento fue de apenas 1,9%.

En su análisis Capital Economics, encabezado por Edward Glossop, destaca que “luego de un promisorio comienzo de año, la economía chilena probablemente se contrajo en el segundo trimestre debido a los efectos de las recientes inundaciones en el norte del país, así como por una mini crisis política”. De acuerdo con el informe, las cifras de actividad dadas a conocer hasta el momento para el segundo trimestre han sido débiles. “Si bien el crecimiento en las ventas del retail y servicios básicos se mantuvieron prácticamente sin cambios en los tres meses terminados en mayo en comparación con el primer trimestre, la minería y la manufactura cayeron bruscamente y la caída en la construcción empeoró”, destaca eltexto.

Con esto, recortaron su proyección de crecimiento para 2015 desde 3,0% a 2,2%, que  “representa otro año más de crecimiento débil”.

Según la consultora, el hecho de que la reciente debilidad esté concentrada en la industria y la construcción, sugiere que las recientes inundaciones en el norte en abril han sido el principal problema detrás de esta contracción. “Las severas inundaciones en abril llevaron al cierre temporal de muchas minas en Antofagasta y Atacama, que en conjunto representan dos tercios de la producción minera total. La disrupción de la actividad minera se expandió hacia los sectores manufactureros relacionados a la minería”, plantea el informe, agregando que las inundaciones también dañaron carreteras y puentes e interrumpieron la actividad de construcción.

Pero Glossop sostiene que también el problema político jugó un rol esencial. “Sospechamos que la aparición de una crisis política (aunque una pequeña para los estándares latinoamericanos) ha tenido un rol también: las acusaciones de corrupción han afectado a varios miembros de la elite política, incluyendo al hijo de la Presidenta Michele Bachelet”, sostiene el informe.

Mejor segundo semestre

Para el segundo semestre Capital Economics espera mejores resultados. “Sospechamos que lo peor ha pasado por ahora. Mientras, a diferencia de Brasil, la crisis política de Chile parece haber muerto rápidamente, y las acusaciones han sido limitadas sólo a algunas empresas. Eso debiera evitar que se extiendan los efectos del escándalo durante los próximos meses”, agrega. Además, la consultora anticipa un alza de 10% en el precio del cobre en el segundo semestre. De esta forma, el organismo proyecta una expansión de 0,8% en el tercer trimestre (versus el período anterior, desestacionalizado) y de 0,6% en el cuarto.

Visión chilena

Los economistas locales comparten con la consultora británica que la actividad en el segundo trimestre habría caído frente al primer cuarto del 2015 (desestacionalizo), mientras que medido en doce meses el crecimiento lo ubican en torno a 1,5%. A juicio del  economista asociado al Grupo Security, Aldo Lema, la economía medida trimestre contra trimestre y desestacionalizada, habría caído 0,5%. Para el experto, la  actividad está tan débil que ve complejo llegar a un PIB de 2% este año. “Si nos quedamos estancados en el segundo semestre el PIB puede crecer menos que en 2014. No es descartable”, acota Lema.  Erik Haindl, académico de la Universidad Gabriela Mistral, comparte la visión de caída trimestral desestacionalizada en torno a 0,5%. Medido en doce meses, espera que el PIB se ubique en 1,5%. “El freno de la actividad ha estado centrado en este segundo trimestre con una expansión nula”, asevera  Haindl.   Si bien el economista tiene como proyección base para el año  un PIB de 2,3%,  cree que lograrlo  es “desafiante, por lo que no es descartable una actividad más cercana a 2%”.

Por su parte Antonio Moncado, de Bci Estudios, subraya que “no cabe duda que el segundo trimestre será el más bajo de este año, ratificando la debilidad de la economía”, indica.   Para el  economista, el segundo trimestre en doce meses crecerá  entre 1,3% y 1,5%, mientras que desestacionalizado no descarta una contracción. Asimismo, dice que “probablemente el repunte hacia el segundo semestre se ve más difícil, por lo que  esperamos un PIB de 2,2% para el año”.  Cristóbal Gamboni, de BBVA, comparte el cálculo de contracción desestacionalizada para el segundo trimestre. Este menor desempeño del segundo cuarto del año tiene que ver tanto con factores puntuales como el desastre del norte, como también otros elementos que siguen débiles como la inversión y el comercio. Para el año, su proyección para el PIB está entre 2% y 2,2%.  Sebastián Cerda, economista jefe de CorpResearch señala  que debido al menor dinamismo del segundo trimestre ajustaron su estimación de PIB 2015 de 2,5% a 2,1%.

Comentarios

Conectate con