x

Chile y México serían los países mejor preparados para el alza de tasas en EE.UU.

Ante un inminente cambio en la política monetaria de la Reserva Federal, en septiembre y diciembre, los analistas anticipan un efecto directo en el tipo de cambio en los países de la región.

(Pulso) EEUU está listo para la primera alza de tasas en septiembre, seguida por un segundo incremento en diciembre, adelantó el gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell. Sus declaraciones se producen una semana después de la última reunión del Comité de Política Monetaria de la Fed (FOMC), ratificando las expectativas del mercado respecto a que septiembre sería el momento apropiado para descongelar las tasas.

Y mientras la Fed espera señales de un fortalecimiento de la economía estadounidense en la segunda mitad del año, el mercado ya anticipa los efectos del incremento de la tasa clave en la región.

De acuerdo a los expertos, la consecuencia más directa en el corto plazo será un impacto en la divisas. “Cuando la Fed suba la tasa va a haber presión sobre las monedas de los países”, dice a PULSO, Marcos Buscaglia, economista jefe para América Latina de Bank of America (BofA).

En la misma línea, Aryam Vázquez, analista senior de mercados emergentes en Oxford Economic, anticipa que el eventual cambio de política monetaria en EEUU causará presiones y volatilidad en los mercados de tipo de cambio, lo que llevará a aumentos en los intervalos de riesgo en los mercados emergentes. “Con una Fed que aumenta la tasa, los flujos de capitales van a lucir menos atractivos en los mercados emergentes en comparación con EEUU”, asegura.

México y Chile sólidos

En este escenario, dos de las principales economías de la región asoman como las mejor preparadas para enfrentar las consecuencias del cambio en EEUU.

De acuerdo a un informe elaborado por Casa de Bolsa Finamex, México es la economía mejor posicionada tanto para recibir el ciclo de normalización de política monetaria de la Fed, como para beneficiarse de la recuperación de la economía estadounidense.

“La credibilidad del Banco Central, el bajo nivel de cuenta corriente, la reactivación de motores internos de crecimiento económico y la integración al ciclo económico de EEUU, hacen a la economía mexicana la mejor preparada para recibir el ciclo de normalización de tasas de EEUU y beneficiarse de la expansión de dicha economía”, señala el reporte.

Para el caso de Chile, Buscaglia, de BofA, asegura que el Banco Central puede soportar la depreciación del peso en caso de que la Fed suba y el central chileno decida no seguir la tendencia. Vázquez agrega que aunque el peso chileno y mexicano se deprecien, estas economías están mejor preparadas. “No sólo tiene mejor ritmo de crecimiento, también una mejor posición fiscal y la cuenta corriente es mas solida”, señala.

Siguiendo en las economías del Pacífico, Buscaglia anticipa presiones para Perú. El analista explica que por tener una economía dolarizada, Perú no puede dejar que el tipo de cambio funcione para absorber shocks. “Lo que ya ha estado haciendo el Banco Central es moderar la depreciación del sol y para eso lo que hace es vender reservas y por eso está activo el mercado de swaps”. Sin embargo, Buscaglia afirma que pese a tener un nivel de reservas altos, ya han venido usando reservas, por lo que anticipa presión sobre el alza de la tasa de interés en la economía peruana para favorece a la moneda local.

Respecto a Colombia, Buscaglia explica que el país está sufriendo un shock petrolero importante y la economía se va a desacelerar porque entró desfasada a este ciclo. “Ya ha habido una depreciación interesante y va a seguir pasando”, dice. Además, agrega que para el shock interno, el mecanismo de ajuste es el tipo de cambio y al depreciarse el tipo de cambio va a hacer que con el tiempo se contraigan las exportaciones.

Finalmente, Vázquez, de Oxford Económics, anticipa que hay tres países vulnerables: Brasil, Argentina y Venezuela, que dependen del flujo de capital y en los cuales los fundamentos macroeconómicos no son fuertes. “Sin duda, cuando veamos que la Fed empiece a aumentar las tasas, países como Brasil pueden ser más afectados”, afirma.

Comentarios

Conectate con