x

Joaquín Villarino destaca esfuerzos de mineras por cumplir normativa ambiental

La autoridad gremial analiza la manera las instituciones está aplicando la normativa vigente.

En entrevista a La Segunda, donde se abordan los procesos sancionatorios que enfrentan Anglo American y Minera Candelaria, Joaquín Villarino, presidente del Consejo Minero, destacó que “estamos conscientes que para desarrollar la minería, ya no basta con cumplir permisos y reglamentos. Hoy se requiere ir más allá de la normativa vigente”.

En la nota publicada por el vespertino, la autoridad gremial analiza aspectos como los cambios que se requieren en materia de normativa ambiental y el rol que lleva a cabo la Superintendencia del Medio Ambiente.

Lee a continuación parte de la entrevista:

– Con el ingreso de Pascua Lama al SEIA, el instrumento estará nuevamente en el tapete, ¿urgen cambios?

En general, el SEIA es equilibrado, ha funcionado bien, aunque evidentemente tiene espacios de mejora. Sus problemas derivan de la no aplicación de determinadas normas existentes, del conflicto mal resuelto entre el órgano encargado de su aplicación y los servicios públicos que a través de los permisos sectoriales, terminan por exigir casi una doble evaluación: de la falta de criterios objetivos o institucionales y de su utilización para fines que no corresponde, como la determinación de compensaciones económicas y sociales.

—La Presidenta anunció una comisión para cambiar al sistema que evalúa los proyectos. ¿Cuál sería el foco?

Los cambios que se hagan deben buscar mejorar la calidad de los estudios, introducir eficiencia en su tramitación y consolidar la certeza jurídica de los permisos que se otorguen.

—En el último tiempo han habido sanciones contra mineras por parte de la SMA. ¿Cree que la Superintendencia aún está en rodaje y debe enfocarse también en la prevención?

Para nosotros esta superintendencia dejó de estar en rodaje hace rato y, en general, está haciendo bien su trabajo. Lo importante es que se entienda que la aplicación de toda nueva normativa, ambiental en particular, requiere adaptación, y eso, en la gran minería demanda tiempo. A veces puede haber algo de intolerancia con esto último.

—¿Cómo ve la actuación de los tribunales?

Hay casos en que han fallado temas técnicos, latamente discutidos y aprobados antes por organismos administrativos sofisticados y muy competentes, a través de acciones judiciales no previstas al efecto y en plazos inadecuados.

—¿Y cuál es la actitud de la minería frente al problema?

Es importante tener una actitud colaborativa y comprensiva con los afectados, y muy valiente contra quienes se aprovechan de los legítimos temores o aprensiones de las comunidades. Lo importante es hacerse cargo de las verdaderas demandas e inquietudes sociales que, muchas veces, motivan esa judicialización. Hay que distinguirlas de lo que es pura y simple extorsión.

Ley de Glaciares

En la entrevista, Joaquín Villarino también se refirió a la tramitación de la Ley de Glaciares, indicando que  los ajustes realizados al proyecto —realizados por el actual gobierno— mejoran la restrictiva norma que corría hace un par de años en la Cámara.

“La indicación sustitutiva mejora el proyecto original, que extremaba la protección en términos tales que hacía imposible el desarrollo de toda actividad humana en las proximidades de éstos”, apunta.

Por otra parte, Villarino destacó que “las empresas se han dado cuenta que una buena relación comunitaria, con espacios abiertos al diálogo y buena disposición de ambas partes, es indispensable para el desarrollo de sus proyectos. En esto, el sector no está escatimando esfuerzos, se lo aseguro”.

Comentarios

Conectate con