Antofagasta Minerals reenfoca sus inversiones a Minera Centinela

Los problemas en Pelambres han hecho que el brazo minero de los Luksic, impulse con mayor fuerza el proyecto de US$ 4.350 millones.

(La Tercera) Un escenario distinto para Antofagasta Minerals -brazo minero del grupo Luksic- es el que abrió el juez de Los Vilos, Jairo Martínez, tras decretar la demolición del Tranque El Mauro, obra que contiene los relaves de Los Pelambres, la operación más importante de la minera, en términos productivos.

Tras esa decisión y dada la incertidumbre y eventuales atrasos, la compañía, que planeaba elevar la capacidad de tratamiento de mineral de 175 mil a 205 mil toneladas diarias, con una inversión de US$ 1.000 millones en tal yacimiento, decidió mover sus fichas y cambiar de foco.
De esta manera, optó por concentrar esfuerzos en el proyecto de Desarrollo de Minera Centinela (DMC), para el cual invertirá más de US$ 4.000 millones.

“A raíz de las dificultades que estamos teniendo en Minera Los Pelambres, hemos decidido poner énfasis en el desarrollo de Minera Centinela con lo que sería una de las inversiones privadas más grandes de los últimos tiempos en este país”, dijo el presidente ejecutivo de Antofagasta PLC, Diego Hernández.

[Antofagasta Minerals ha incrementado sus recursos a razón de 5 a 6 millones de tm anuales]

Agregó que con ello, “Centinela tiene el potencial de pasar a ser tan grande como Pelambres o incluso con una producción que podría liderar todas las operaciones del grupo”.

El detalle

Minera Centinela hoy está conformada por los rajos Esperanza, Tesoro Central, Noreste y Mirador. Así, el DMC considera integrar a la operación dos nuevos rajos en dos etapas.

La primera, incluye a Esperanza Sur y tiene un plan estimado de inicio para 2019 con una inversión de US$ 2.700 millones; mientras que la segunda, consiste en el desarrollo del yacimiento Encuentro Sulfuros, cuyo plazo de operación se proyecta para 2024, con una inversión de US$ 1.650 millones.

Lo anterior, aumentaría a más del doble la capacidad de procesamiento actual de mineral de Minera Centinela, convirtiéndola en una de las cinco mayores productoras del metal rojo a nivel mundial, con una producción mayor a 400 mil toneladas, más o menos similar a las 391 mil toneladas de Pelambres en 2014. Además, extendería su vida útil hasta 2056.

El proyecto también involucra una nueva planta concentradora; un nuevo depósito de relaves espesados, que minimiza el material particulado y no infiltra en napas subterráneas; un acueducto que utilizará 100% de agua de mar no desalada; la modificación del concentraducto actual; el acondicionamiento del muelle de acuerdo con la nueva capacidad y una nueva ruta. “Esperamos que Minera Centinela se convierta en uno de los tres principales productores de cobre en Chile. Esta será una de operaciones más sustentables en el país, ya que utiliza relaves espesados, agua de mar para casi todos sus procesos e incorporará progresivamente más energías renovables no convencionales”, indicó el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Iván Arriagada.

La empresa también destacó que, dado a que el proyecto se integrará a una operación ya existente, aprovechará las instalaciones ya habilitadas para optimizar la ejecución de los planes y minimizar sus potenciales impactos, como la utilización de los trazados de ductos, caminos de acceso, línea de transmisión eléctrica y el muelle desde donde el mineral se distribuirá a los distintos mercados.

Asimismo, resaltó la contribución al desarrollo de la Región de Antofagasta, haciendo hincapié en que beneficiará a localidades como Sierra Gorda, María Elena y Michilla, por cuanto la iniciativa generará un máximo de 9 mil puestos de trabajo en su construcción y 2.900 durante su operación.

Comentarios

Conectate con